Los Carteristas

Si seguimos al pie de la letra la definición de la Real Academia de la Lengua, veremos que «carterista, es el ladrón de carteras de bolsillo». Pero hoy en día y con los avances tecnológicos, se pueden vaciar los bolsillos de la gente sin necesidad de la presencia física del delincuente en la escena del crimen.

El ejemplo lo tenemos en Pedro Sánchez, que va a vaciar los ahorros y propiedades de los españoles en beneficio propio y de la banda de desaprensivos que le rodea, mientras que los ciudadanos se dejan engañar por los trucos que le sirven de distracción, cual «caballo de Troya».

La misión principal de un desaprensivo «carterista» es sacar el máximo provecho posible de sus latrocinios y, para ello, y para que no le pillen en el acto, tiene que intentar crear las máximas acciones que procuren la distracción de las víctimas. Y en esto es un maestro.

Sus maniobras de engaño empezaron con su famosa frase «No podría dormir si formara gobierno con Podemos». Cuando lo hizo, le sirvió para que la gente pensara en eso y se distrajera, pero no contento con ello, pactó con todos los enemigos de España y la patulea de terroristas.

Todo aquello que sirva para que el pueblo español tenga de qué hablar, qué criticar y con qué indignarse es un camino de rosas para que consiga sus propósitos principales y que son, por encima de todo, nadar en la abundancia económica, para lo cual no duda en cometer las vilezas más abyectas.

No, no me olvido del que le acompaña en la imagen que ilustra este artículo. Él también ha conseguido sus deseos económicos, ha sido utilizado por el Profanador de Tumbas como distracción necesaria. Todo lo que hace tiene el objetivo de seguir robando a manos llenas.

Para ello también necesita repartir el expolio a que somete al pueblo español con sus cómplices, a los cuales riega dei dinero que rapiña al pueblo español. Sólo tenemos que ver el número de asesores, amiguetes, ministros, vividores y vagos que se embolsan al año varios miles de euros.

Para él, la pandemia se ha convertido en una «Plandemia», ya que ha conseguido que sólo se hable de eso a todas horas, incluyendo la obsesión por la vacunación, aunque no sepa muy bien que sustancia se inyecta a los pacientes. Pero se machaca a todas horas con la campaña del Covid19, mientras se ocultan otras cosas.

Otro hecho que le ha venido de perlas ha sido la invasión de Ceuta y Melilla, la serie de desembarcos en Canarias y las costas españolas. También ha servido para dirigir la atención de la gente hacia este hecho, que cuenta con la traición del ejecutivo. Cabría pensar que la llegada a España del genocida del Frente Polisario fue una acción totalmente meditada y planificada.

La colaboración de los medios de manipulación de masas (periódicos, radios, televisiones y tertulianos) está siendo fundamental en el éxito de los carteristas. Se habrán podido dar cuenta que toda la información gira en torno al Covid, la necesidad de vacunarse, el uso de los bozales o mascarillas, la emergencia climática y la vida y milagros de Rocío Carrasco.

No cabe duda de que los millones de euros rapiñados a los españoles y regalados generosamente a los delincuentes mediáticos han sido a cambio de que la opinión neutral haya desaparecido de los despachos de los jerifaltes de los Medios de Manipulación.

Pongamos un ejemplo; tras los sobres con balas recibidos por algunos de los cómplices del Profanador de Tumbas ¿alguien ha sabido algo sobre la investigación? Ya no interesa, se acabaron las elecciones de Madrid lo que demuestra, bien a las claras, que todo aquello fue un montaje diseñado por Rasputín Redondo.

Todo esto nos lleva a pensar que estamos asistiendo a una puesta en escena que tiene como único objetivo que los enemigos de España, o sea el propio Gobierno, lleven paso a paso empujando a los españoles hasta su propia tumba ya que con estas cortinas de humo nos impiden ver la verdadera dimensión de los que se nos viene encima si no somos capaces de remediarlo.

Con todas las maniobras de distracción se minimiza y casi hasta se hace desaparecer el mayor robo fiscal de la Historia de España. Se van a pagar impuestos por todo, revisen todos los que nos van a sacudir y se quedarán sin aliento.

Por ejemplo tener coche será motivo de que se le acuse a uno de insolidario, criminal del planeta y fascista y/o machista. Tendrá que acabar vendiendo el coche, antes de que el Estado se lo embargue por el bien del planeta y de las gentes vulnerables. Sólo tendrán coche los de la casta privilegiada que seguramente no pagarán impuestos.

Con su letanía de la emergencia climática, los LGTBI+, la violencia de género, la memoria histórica y el veganismo, nos van a saquear. Se pagarán impuestos por dejar herencias, por usar las autovías, por tomar bebidas, por mirar los paisajes, por morirse, por respirar y mientras al trabajador le quede un euro, este acabará en los bolsillos de los oligarcas del Nuevo Orden Mundial.

No se crean que esto es cosa del Profanador de Tumbas, esto viene marcado por sus amos que son los dirigentes del Nuevo Orden Mundial, que son los que van a prohibir que se pueda comer carne, ya que es malo para el clima. ¡¡Demencial!! Las ventosidades de las vacas pueden acabar con la tierra. ¡¡Han descubierto como desaparecieron los dinosaurios, por los pedos de esos bichos!!

Mientras tanto siguen con su obsesión por el bozal, pero no es por la posible infección, ya que se ha comprobado que los países en los cuales no era obligatoria la mascarilla, los afectados fueron muchísimos menos. Pero manejan el miedo para tenernos amordazados y sumisos.

Siguen ocultando como se realiza un genocidio lingüístico con el español a pesar de los esfuerzos que la Asociación «Hablamos Español» está haciendo continuamente. Quiero animarles a que visiten su página web que es:  https://hispanohablantes.es/

Tenemos que luchar por desenmascarar a los carteristas que nos están chupando la sangre y luchar con todas nuestras fuerzas para salirnos de la cultura de la muerte (aborto y eutanasia) que es la que domina a nuestros gobernantes y que pretende que la civilización desaparezca, para deleite de los oligarcas criminales.

No me resisto a recomendarles un libro de obligada lectura, de la escritora Cristina Martín Jiménez «La verdad de la pandemia». Vale la pena leerlo

¡¡VIVA ESPAÑA!!

Luís Andrés Cisneros

Deja un comentario