Los castillos templarios de Xivert y Pulpis en Club de Producto Turístico de Castillos y Palacios de España

El departamento de Cultura de la Diputación provincial de Castellón, encabezado por la diputada Ruth Sanz, ha empezado a trabajar en el ingreso de los castillos templarios de Xivert y Pulpis en Club de Producto Turístico de Castillos y Palacios de España.

 

La miembro de Diputación y la directiva del Castillo de Peñíscola, Ester Foner, han asistido a la IV Reunión de la entidad, que se ha celebrado en Belmonte, por tal de integrar los dos circuitos amurallados, situados en la Serra de Irta, en la plataforma para acrecentar su atrayente turístico y cultural a nuevos mercados.

En palabras de Sanz,

«esta iniciativa se identifica por tener una esencial y única red de cohesión de patrimonio histórico nacional, por lo que ser parte de ella posiciona y favorece cultural y turísticamente a todos y cada uno de los monumentos que aparecen.

A este respecto, ha señalado que es un «objetivo principal» para su área lograr que, de la misma forma que el Castillo de Peñíscola, las fortalezas de Xivert y Pulpis puedan ser escogidas por la Red como una parte de los castillos más simbólicos de España.

Cada castillo o palacio elegido por la plataforma dispone de una mini web con toda la información sobre su historia, sus personajes y su oferta turística. De este modo, se facilita a un elevado número de turistas su acceso en forma de visita cultural, como su alojamiento y la restauración de la zona, ya que esta iniciativa dispone de un elevado número de herramientas relacionadas con la visibilidad, venta de entradas y campañas de promoción, comercialización e internacionalización.

El Castillo de Xivert está localizado en las estribaciones sudoeste de la Sierra de Irta. Es de origen musulmán, de finales del siglo XI, principios del siglo XII, mas con la reconquista de la plaza por la parte de las fuerzas cristianas lideradas por la Orden del Temple padeció siguientes modificaciones que hoy en día aún pueden apreciarse. Cuenta con un espacio total construido de ocho mil metros cuadrados. Hoy día, se han ido recobrando y poniendo en valor sus primordiales edificaciones y se han efectuado excavaciones arqueológicas que han tolerado descubrir restos de sus primeros pobladores.

El Castillo de Pulpis fue construido a cuatrocientos treinta y un metros de altura y se levanta sobre una vieja alcazaba árabe. Aún quedan restos de la vieja y original construcción árabe de los siglos X y XI. El castillo es de tipología montana y de planta irregular, formado por doble circuito y articulado en torno a un patio. Su superficie actual es de dos mil doscientos metros cuadrados. Al lado del castillo se pueden estimar restos de edificaciones, que en su instante cobijaron el núcleo del primitivo poblado de Pulpís.

La diputada Ruth Sanz ha recordado que el Castillo de Peñíscola está integrado en la Red del Club de Producto Spain Heritage desde dos mil dieciocho, gozando de su posicionamiento y sus ventajas. Asimismo conocido como Castillo del Papa Luna, está emplazado en la zona más elevada del peñón que domina la urbe. Los Templarios edificaron esta obra románica sobre restos de la vieja alcazaba árabe entre mil doscientos noventa y cuatro y mil trescientos siete.