Los vuelos entre Castellón y Madrid “en el aire”

El Gobierno dice ahora que  sería posible volar entre  Castellón y Madrid  pero que la decisión es de las compañías aéreas y que  la Generalidad debería financiar el proyecto.

Mulet afirma que los anuncios insustanciales acaban minando aún más la credibilidad de esta infraestructura.

 A pesar de haberse anunciado de manera reiterada por parte del presidente del Gobierno o el de la Generalidad la supuesta intención de incluir el aeropuerto de Castellón en la red pública de Aena o impulsar desde el Gobierno la declaración de OSP (Obligación de Servicio Público) la ruta área entre Castellón y Madrid, todos estos anuncios chocan con la realidad.

En anteriores respuestas parlamentarias del Gobierno el portavoz de Compromís en el Senado, Carles Mulet, ha venido descartando que AENA asuma este aeropuerto. A pesar de los reiterados anuncios,  vuelven a dejar en las arcas de la Generalitat el mantenimiento asistido que continuará siendo una importante sangría para una economía infrafinanciada como la valenciana.

El senador presentó dos preguntas al Gobierno sobre la ruta Madrid-Castellón, que una vez rfespondidas vuelven a poner en evidencia los anuncios hechos sobre los hipotéticos vuelos.

Pregunta: En octubre pasado el presidente del Gobierno prometió la declaración de Obligatoriedad de Servicio Público (OSP) de la ruta aérea Madrid-Castellón En qué estado está esa declaración? Como se financiará esta ruta ?, Aportará la administración general del Estado algún tipo de recurso o financiación?

Respuesta El mercado aéreo dentro de la Unión Europea se encuentra completamente liberalizado en virtud de la normativa europea de aplicación. El establecimiento de Obligaciones de Servicio Público (OSP) en determinadas rutas es una excepción a esta regla general a la que sólo se puede recurrir en circunstancias muy tasadas y justificadas.

El proceso de establecimiento de OSP requiere por tanto de un análisis detallado de las condiciones de la ruta y de las que se desean imponer a los transportistas, para verificar la justificación y la adecuación de las condiciones en la normativa europea. En el caso concreto de la ruta Castellón-Madrid, se indica que tras recibir la solicitud de la Generalitat Valenciana, los servicios técnicos del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, en concreto de la Dirección General de Aviación Civil (DGAC), iniciaron el proceso de estudio de la solicitud.

Este proceso sigue en curso porque el último borrador recibido (mayo de 2019) presentaba todavía elementos que deben ser revisados ​​a juicio de la DGAC, lo cual fue puesto en conocimiento de los servicios técnicos de la Generalitat en septiembre de 2019. la financiación de una posible ruta OSP es una cuestión que no se estudia hasta que la justificación de su establecimiento ha quedado completamente resuelta. Como norma general y hasta hoy las OSP en rutas peninsulares las financia íntegramente la Comunidad Autónoma solicitante.
Así sucede por ejemplo en las OSP que enlazan Badajoz con Madrid y Barcelona respectivamente, y también en el Almería-Sevilla.

Para Mulet, “si en 2020 la Generalitat pagará unos 8’6 millones mínimo para mantener abierto el aeropuerto casi sin uso, y no se recuperará ni un 10% de esta inversión con la actividad generada, si se inyectarán casi 50 millones de euros para pagar deuda arrastrada, sy i a esta cantidad hay que sumar todo el dilapidado por las arcas públicas desde la fatídica fecha que se ideó este aeropuerto, que ahora se quiera vender como logro, la posible apertura de una línea Madrid-Castellón, que deberá también financiarse con dinero autonómico, debería servir para poner el freno y analizar con calma el futuro de estas instalaciones, ya que las herencias, cuando tienen más cargas que beneficios, se pueden repudiar “

En la segunda de las preguntas se formuló: En octubre de 2018, se anunció que tenía el compromiso del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para que inaugurara una conexión aérea desde el aeropuerto de Castellón con Madrid, que de momento, no se ha llevado a cabo. Esta ruta está reconocida como una declaración de Obligatoriedad de Servicio Público. qué medidas piensa adoptar el Gobierno sobre este tema?
La respuesta Primeramente, hay que aclarar que la ruta aérea Castellón-Madrid no tiene actualmente declarada, ni por tanto reconocida, ninguna obligación de servicio público. Esto significa que son las compañías aéreas las que libremente deben decidir iniciar operaciones si consideran que hay demanda suficiente como para hacer viable tal operación. Téngase presente en este sentido, que el mercado aéreo dentro de la Unión Europea se encuentra completamente liberalizado en virtud de la normativa europea de aplicación.

El establecimiento de Obligaciones de Servicio Público (OSP) en determinadas rutas es una excepción a esta regla general a la que sólo se puede recurrir en circunstancias muy tasadas y justificadas. El proceso de establecimiento de OSP requiere, por tanto, de un análisis detallado de las condiciones de la ruta y de las que se desea imponer a los transportistas para el próximo

Deja un comentario