Luciano Ferrer(VOX): “Los graves problemas en el seno de la Policía Local empiezan a aflorar”

El Concejal de VOX en el Ayuntamiento de Castellón ya anunció en campaña electoral y en las últimas entrevista concedidas a medios de comunicación locales su preocupación por los problemas que afectaban a la Policía Local

Luciano Ferrer advirtió que había que tomar medidas y corregir ciertas situaciones anómalas que se producían dentro de la Policía Local y que estaban afectando tanto a la calidad del  servicio prestado al ciudadano como al ambiente de trabajo dentro del cuerpo.

No ha habido que esperar mucho, hoy mismo la Sección Sindical del Sindicato CSI-F ha hecho llegar un escrito (reproducimos el mismo íntegramente) a la alcaldesa, Amparo Marco, y al concejal de seguridad, Omar Braina, donde se recogen claras deficiencias en cuanto a dotación y servicio en la Policía Local.

Actualmente solo hay dos patrullas asignadas al  servicio de incidencias para cubrir 108 kilómetros cuadrados y dar servicio a 170.000 habitantes algo que los profesionales ven como claro impedimento para prestar una mínima calidad en el mencionado servicio.

Los sindicatos achancan la falta de efectivos a la falta de organización interna y claman establecer prioridades en términos tan duros como estos:”Parece como si  lo accesorio, lo subordinado y lo secundario, se hubiere impuesto a lo principal, lo básico y fundamental, que en policía, no lo olvidemos es el servicio ordinario. El salón, la moqueta y el sillón, ha superado a la calle y a la patrulla…”

En el escrito se pide el establecimiento de los servicios mínimos necesarios para el buen servicio y para la seguridad ciudadana.

Los sindicatos han confirmado a Luciano Ferrer que tienen pendiente fijar la fecha en que serán recibidos por el concejal y primer teniente de alcalde responsable de recursos humanos en el Ayuntamiento de Castellón, David Donate.

VOX pedirá al Gobierno municipal que se atiendan las recomendaciones de los miembros de la Policía Local y se garantice a los castellonenses un servicio de calidad donde prime la seguridad ciudadana.

Texto íntegro de la carta remitida por los sindicatos:

A LA EXCMA. SRA. ALCALDESA PRESIDENTA DE ESTE AYUNTAMIENTO DE CASTELLÓN.

​SR. CONCEJAL DELEGADO DE SEGURIDAD, DON OMAR BRAINA BOU.

​ASUNTO: SERVICIO ORDINARIO POLICÍA LOCAL. SERVICIO MÍNIMO.

​La Sección Sindical del Sindicato CSI-F, representada en este acto por su Delegado Don Miguel Ángel Guillamón Naches, con domicilio a efectos del presente en la calle ———-, de Castellón, y provisto del N.I.F. ———-, ante las personas y órganos municipales identificados en el encabezamiento, comparece y dice:

​Que según se le manifiesta su preocupación, por parte de afiliados al Sindicato, durante este mes de Julio se está comprobando, en algunos turnos, que el personal asignado a los servicios de incidencias (GIP o UCE) son exclusivamente 2 patrullas completas, debiendo con ello cubrir todo el término municipal, no sólo el casco urbano, pues está incluido distrito marítimo, barrios periféricos, Marjalería o urbanizaciones de montaña, una superficie de más de 108 kilómetros cuadrados y 170.000 habitantes, con dos patrullas completas de incidencias. Inaceptable.

​Es evidente que con dos patrullas completas de incidencias, es más, en ocasiones incluso sólo hay un solo componente de atestados, es imposible prestar con una mínima calidad el servicio que requiere la ciudadanía, que es lo más importante, no digamos tampoco la nula seguridad de los agentes, que deben acudir a ciertas incidencias dos componentes exclusivamente, demora en el tiempo de respuesta, etc.

​Debemos comunicar expresamente a la Corporación el riesgo que tal organización del servicio produce sobre los ciudadanos en primer lugar, y sobre los propios agentes en segundo, a los efectos que procedan.

​Este Sindicato opina, que tal carencia de efectivos es producto exclusivo de una mejorable organización interna, que produce incluso y como hemos dicho, riesgos personales, donde con una mínima dosis de previsión y de buena gestión de los recursos humanos, no se habría producido. Parece como si lo accesorio, lo subordinado y lo secundario, se hubiere impuesto a lo principal, lo básico y fundamental, que en policía, no lo olvidemos es el servicio ordinario. El salón, la moqueta y el sillón, ha superado a la calle y a la patrulla, y eso es algo que hay que revertir de manera urgente.

​Una medida que sorprende que no se haya adoptado hace ya muchos años, son lo que en Policía se denomina servicios policiales mínimos, que son las patrullas que de manera necesaria hay que tener de servicio en cada turno para garantizar la calidad del mismo, y la seguridad de ciudadanos y agentes.

​Este sindicato entiende que son servicios mínimos (incidimos en el carácter de mínimo):

​1 responsable del turno.

​3 agentes de la Sala de Comunicaciones.

​5 patrullas de incidencias, llámese GIP, GIR o UCE, pues son lo mismo. 10 componentes.

​4 agentes de atestados. 2 equipos.

​4 agentes de tráfico, policías. 2 equipos.

​Con estos servicios mínimos, lo básico, lo inicial, es decir con 22 policías es suficiente para prestar, de manera ajustada, el servicio correspondiente a un turno.

​Estamos hablando de 22 agentes que por 6 turnos serían un total de 132 agentes, hasta los existentes actualmente quedarían más de doble para otras funciones, si bien este Sindicato entiende que deben derivarse al servicio policial en su mayor parte.

​¿Es imposible tener 132 agentes de los casi 300 existentes, dedicados a la tarea de la Policía Local? Entendemos que no.

​La búsqueda de la que hemos denominado excelencia en el servicio de seguridad, es volver a remarcar que policía es el que sale a la ciudad y cumple con sus funciones pisando el asfalto o el campo. Que los demás servicios son importantes, pero siempre subordinados al principal que hemos indicado, y al que debe dirigirse un porcentaje muy mayoritario del personal. No nos gusta ver los turnos de mañana de lunes a viernes repletos de personal haciendo funciones que entendemos superfluas, y luego para practicar una detención o disponer servicios con una mínima seguridad, no existir recurso suficientes o bien que al utilizarlos, no queda nadie más para prestar el servicio que se retribuye por la ciudadanía.

​Por todo ello, SOLICITO:

​1.- Tenga por comunicadas, a los efectos que procedan, la inasumible escasez de personal en patrullas completas de incidencias, con los riesgos que comporta para la ciudadanía de manera fundamental, y para los propios agentes en segundo lugar.

​2.- Se confeccione a la mayor brevedad posible unos servicios mínimos que hay que cumplir y respetar y donde lo accesorio y secundario este subordinado a los principal y fundamental, y no al revés. Medida que debería estar en vigor hace un montón de años.

​3.- Se adopten medidas para que la policía vuelva a ser policía de calle, donde la inmensa mayoría del personal preste sus servicios en el turno ordinario, cumpliendo las funciones básicas de lo que es una policía, y se reserven las otras funciones accesorias a personal principalmente de segunda actividad, reduciéndolas al mínimo, o incluso si no son necesarias, eliminándolas.

​En la ciudad de Castellón a 17 de Julio de 2.019.

Deja un comentario