Manifestación en Mallorca contra el «turismo de masas»

Manifestación en Mallorca contra el «turismo de masas»

Miles de personas reivindican en Palma una "vivienda digna" frente al "turismo de masas" que las "expulsa" de Mallorca.

 

Miles de ciudadanos de toda Mallorca —10.000, según cifras de la Policía Nacional— se han manifestado este sábado en las principales calles de Palma para reivindicar el acceso a una «vivienda digna» frente a un «turismo de masas» que, según ellos, les expulsa de la isla que consideran su hogar.

En declaraciones a los medios de comunicación, los portavoces del Banc del Temps de Sencelles (Mallorca), colectivo organizador de la movilización, Javier Barbero y Carme Reynés, han explicado que el lema principal es «el derecho a una vivienda digna» en respuesta a una situación de «emergencia» en la que «cada vez es más imposible acceder a una vivienda, ya sea mediante compra o alquiler» debido a los «precios abusivos» del mercado y el poder adquisitivo de la población media en Mallorca, que «no les permite seguir desarrollando un proyecto de vida en la isla».

Miles de personas reivindican en Palma una "vivienda digna" frente al "turismo de masas" que las "expulsa" de Mallorca.

Además, han señalado que esto está «estrechamente relacionado con la masificación y la saturación turística«, ya que «básicamente el sector económico» de la isla, al igual que el del resto de la comunidad autónoma, «se basa en el turismo de masas».

De este modo, han enfatizado que aunque «durante mucho tiempo» pensaron que este «era un buen sector» que, además, les «proporcionaba trabajo», ahora se han dado cuenta de que es precisamente este sector el que les «está expulsando de las Islas» porque, en su opinión, «ha puesto el foco en el sector inmobiliario», lo que implica «viviendas vacacionales, legales e ilegales» y también la «compra de viviendas por parte de extranjeros para especulación inmobiliaria«.

En este sentido, han explicado que la situación que se vive en su pueblo, Sencelles, es «extensible» a otras localidades.

Nuestro pueblo está en el interior de Mallorca, así que imaginaos cómo están los pueblos de la costa que llevan más años sufriendo la masificación.

Han detallado, opinando que «ahora los turistas llegan al interior de la isla porque es lo único que queda con encanto, lo que se mantiene como auténtico», han subrayado.

Asimismo, los portavoces del Banc del Temps de Sencelles se han mostrado satisfechos por el «máximo apoyo y reconocimiento» que ha recibido el colectivo, destacando que «la voluntad y el deseo de cambio» es otra de las expresiones que han observado por parte de los ciudadanos.

Esta situación ha coincidido con la celebración, el pasado miércoles, de la primera reunión de la Mesa para el Pacto Social por la Sostenibilidad, presidida por la presidenta del Govern, Marga Prohens. Ante esto, desde el colectivo se muestran escépticos, recordando que el partido que gobierna en Baleares, el PP, «ganó las elecciones hablando de promoción turística».

Así, han considerado que el hecho de que ahora se haya celebrado esta primera reunión «porque el ambiente está un poco movido y la gente lo está empezando a pasar mal» les lleva a «no saber si pensar que se trata de una mera operación de marketing o si, por el contrario, realmente se van a tomar medidas».

Esperamos que sí se tomen medidas y nos equivoquemos en nuestro discurso, pero de momento, no tenemos mucha confianza.

Han subrayado, indicando que «lo que está claro es que las medidas no se pueden aplicar a un año vista», ya que «ante una situación de emergencia, se necesitan medidas urgentes de aplicación inmediata«. «No podemos esperar», han enfatizado.

Relacionados  Concentración antitaurina en las Fallas de Valencia 2024

Soluciones contra la masificación turística en Mallorca

Finalmente, en cuanto a propuestas para combatir la situación de «emergencia» habitacional, tanto Barbero como Reynés han coincidido en,

La primera medida que debería tomarse es declarar la situación de emergencia de la vivienda y, a continuación, declarar zona tensionada a las Islas y aplicar las medidas de la ley estatal, adaptándola a la realidad insular, ya que por sí sola no sería suficiente.

Han considerado.

La manifestación, que comenzó pasadas las 19:00 horas de este sábado desde el Parc de Ses Estacions, ha recorrido Avenidas, Rambla, Calle Unió y Plaza Joan Carles I, finalizando en el Paseo del Borne, donde los portavoces del Banc del Temps de Sencelles han leído el manifiesto de esta movilización social.

En dicho manifiesto, tanto Barbero como Reynés detallaron las propuestas del colectivo, que incluyen, además de declarar la emergencia de la vivienda en Baleares y reconocer que las islas son una zona tensionada, implementar una moratoria de alquiler turístico, ofrecer garantías a arrendadores y propietarios, y proporcionar ayudas para la rehabilitación de viviendas. También abogan por realojar a las personas desahuciadas por la imposibilidad de pagar el alquiler, limitar la compra de viviendas a personas sin un mínimo de cinco años de residencia y restringir la compra de viviendas a grandes tenedores.

Durante la movilización y a lo largo del recorrido, se escucharon múltiples consignas por parte de los asistentes, quienes gritaban: «Qui estima Mallorca no la destrueix» (Quien ama Mallorca no la destruye), «Mallorca no es ven» (Mallorca no se vende), «Amb sa vivenda ni es juga ni s’especula» (Con la vivienda ni se juega ni se especula) y «Mallorca no és un resort de luxe» (Mallorca no es un resort de lujo).

También se pudieron escuchar cánticos como «De Mallorca no nos moverán», «Els carrers seran sempre nostres» (Las calles serán siempre nuestras), «Del turisme malvivim» (Del turismo malvivimos), «No hay derecho a que nos dejen sin techo» y «Tourists Go Home», instando a los turistas a dejar las islas y regresar a sus lugares de origen.

Miles de personas reivindican en Palma una "vivienda digna" frente al "turismo de masas" que las "expulsa" de Mallorca.

Además, entre los asistentes, entre los que se encontraban representantes de organizaciones ecologistas y sindicales, así como representantes políticos de la izquierda, se vieron pancartas con mensajes en la misma línea. Algunas de ellas decían: «Salvem Mallorca, guiris arruix» (Salvemos Mallorca, guiris fuera), «Miris on miris tot són guiris» (Mires donde mires todo son guiris), «Mallorca és ca nostra» (Mallorca es nuestra casa) y «Qué hi hem de fer? No vendre les cases i regular el lloguer» (¿Qué hemos de hacer? No vender las casas y regular el alquiler).

Fotografías: RR.SS. Banc de temps i grup de consum de Sencelles – Laura Lau