Marco comparte con los representantes del sector económico el plan municipal de respuesta orientado a la generación de empleo

La alcaldesa inicia una ronda de reuniones con diferentes sectores de la sociedad civil para escuchar sus propuestas ante la crisis
La alcaldesa de Castellón, Amparo Marco, ha iniciado hoy una ronda de reuniones con representantes de la sociedad civil para conocer de primera mano sus reivindicaciones y necesidades a la hora de elaborar el plan de respuesta económica y social en el que está trabajando el equipo de gobierno con el objetivo de paliar los efectos de la crisis sanitaria de la covid-19 en la ciudad. “Es fundamental escuchar a los diferentes sectores de la sociedad civil para trazar una hoja de ruta que nos saque de esta crisis. No podemos tomar decisiones de espaldas a la ciudadanía, y por ello hoy he iniciado una ronda de contactos con representantes del sector empresarial para conocer de primera mano sus propuestas”, ha explicado la alcaldesa.
Los primeros encuentros por vía telemática han sido este jueves con el presidente del Consejo Empresarial de Castellón de la Confederación Empresarial de la Comunidad Valenciana (CEV), Sebastián Pla, y  la presidenta de la Cámara de Comercio, Lola Guillamón, y en los próximos días tiene previsto reunirse con sindicatos y representantes de otros sectores e instituciones.  “Les he presentado las líneas de actuación en las que se basará el plan municipal de respuesta económica y social, y han mostrado su predisposición a colaborar y a arrimar el hombro para que la ciudad de Castelló haga frente a este desafío”, ha apuntado Marco.
Se trata de un documento que hace especial hincapié en la generación de empleo e incide en los agentes que más afectados pueden salir de esta crisis, como son las pymes y los autónomos. El plan municipal marca la hoja de ruta a seguir para reducir el impacto de la emergencia sanitaria derivada del coronavirus y recoge medidas en materia fiscal, de subvenciones y de dinamización económica.
Unas medidas ante las que los representantes del sector económico han mostrado su sintonía y que, como ya detalló la alcaldesa, pasan por marcar un nuevo calendario fiscal que flexibilice los plazos para el pago de tributos, abrir nuevas líneas de subvenciones que complementen las del Gobierno y de la Generalitat para que la red de ayudas sea lo más extensa posible, e impulsar la dinamización económica a través de la generación de actividades con inversiones o nuevos programas culturales y de comercio, entre otras.
“Nuestro plan municipal tiene como objetivo paliar los efectos de la crisis derivada del coronavirus. Incidiremos especialmente en pymes y autónomos, que son los más afectados por esta situación. El Ayuntamiento ha de servir como motor económico y social de la ciudad, y cada paso que demos debe ser de la mano de la sociedad castellonense”, ha resaltado la alcaldesa.

Deja un comentario