Amparo Marco propondrá que el Ayuntamiento de Castellón rechace los peajes blandos en la AP-7

La alcaldesa recuerda que la liberalización de la autopista responde a una reivindicación histórica de la sociedad civil y de las instituciones públicas

El próximo 31 de diciembre concluirá la concesión pública de la autopista AP-7, cuya explotación y conservación pasará a manos del Estado. “Castellón vivirá un acontecimiento histórico, ya que esta arteria de comunicación estratégica será libre y gratuita”, ha destacado la alcaldesa de Castellón, Amparo Marco, quien recuerda que el Ayuntamiento ha reivindicado de forma permanente la eliminación del pago por el uso de este vial.

Ante el debate abierto sobre la financiación del mantenimiento de la infraestructura en el que se plantea una eventual aplicación de peajes blandos, la primera edil propondrá al pleno que el Ayuntamiento de Castellón, a través de una declaración institucional, rechace la imposición de nuevos pagos por parte de los usuarios de la autopista. “La ciudadanía de Castellón ya ha abonado el peaje durante demasiados años y ahora debe disfrutar de la gratuidad de una vía que nos ha costado muchos millones de euros”, ha manifestado Marco.

La alcaldesa destaca también que la liberalización de la autopista mitigará el colapso del tráfico en otros viales y redundará en la mejora de la seguridad vial en la CV-10 y la N-340. Además, “supondrá una mejora de la competitividad económica y contribuirá a la vertebración del territorio”, ha señalado.

Cabe recordar que la concesión de la autopista se rubricó hace casi cincuenta años y, aunque debía haber concluido en 1998, siguió vigente tras varias prórrogas del contrato. Desde hace décadas, la sociedad civil e instituciones públicas como el Ayuntamiento de Castellón han reivindicado el fin de los peajes en la AP-7, una vía estratégica en las comunicaciones a nivel autonómico. Junto a la A-7, la autopista registra una circulación media diaria de más de 60.000 vehículos en la provincia, y buena parte del tráfico corresponde al transporte pesado.

“En cuestión de unos pocos meses se materializará una reivindicación histórica que repercutirá positivamente en la ciudadanía, por lo que desde el Ayuntamiento de Castellón debemos seguir apoyando la gratuidad de la vía y rechazar la eventual imposición de nuevos peajes”, ha concluido la alcaldesa.

Deja un comentario