Maria Fajardo llama «machista» a Javier Serralvo en contestación a sus acusaciones

Serralvo: “La desorientación de Compromís Vila-real está llegando a límites incomprensibles”.

 

Maria Fajardo, portavoz de Compromís en Vila-real, ha criticado el «tono machista» utilizado por el portavoz de Gobierno de Podemos y PSOE, quien afirmó que la diputada Mònica Àlvaro «viene a desfilar» y que la portavoz de Compromís en Vila-real está «dirigida desde la sombra». Fajardo explica que están acostumbradas a que Serralvo y Benlloch se burlen de las mujeres de este modo,

Como si por ser mujer y joven tuvieran que teledirigirte dos machirulos como ellos y no pudieras hacer nada de forma independiente.

Fajardo también señala que es significativo que nadie diría que un hombre viene a «desfilar» como en una pasarela, pero como la diputada es mujer, lo más destacable para el «machista Serralvo» parece ser eso y no su trabajo por Vila-real, acusando a Compromís de desorientación.

La portavoz de Compromís en Vila-real, ha argumentado que los verdaderamente desorientados son aquellos que pierden subvenciones casi cada semana, como es el equipo de Gobierno, o quien un día vota en contra del cuarto instituto y a los pocos días dice que ahora sí lo quiere, se ríe de las gracias de uno de sus concejales al insultar a un representante de Compromís burlándose de su fertilidad y vota en contra de la Fecundación in Vitro en La Plana para a los pocos meses decir que sí, ahora sí que quiere la FIV.

Igualmente, desorientado es quien pretende mejorar la educación del municipio votando con VOX para obligar a todos los centros educativos a poner banderas bien grandes en la puerta de los centros educativos como en tiempos de la dictadura.

Ha aseverado Fajardo.

En cuanto a los ataques contra la diputada de Vila-real, Mònica Álvaro, Fajardo ha señalado que el grupo municipal de Compromís es independiente ya que atiende solamente a las necesidades de sus vecinos y vecinas y no a ningún interés personal.

Por último, la portavoz ha señalado que Les Corts también están para atender a las ciudadanas de la ciudad, ya que allí, aunque pueda molestar a Serralvo y a los socialistas de Vila-real, no se hablará del sexo de los ángeles, sino de «todo lo que afecta a los vecinos de ciudades como la nuestra».

Así- asegura Fajardo– «si dos mujeres pueden conseguir recuperar la subvención que ha perdido el equipo de Benlloch, trabajarán para hacerlo, aunque moleste y altere al portavoz de Benlloch, Serralvo, quien por lo que declara prefiere dejar que se pierda una subvención antes que recuperarla gracias al trabajo de Compromís por Vila-real».

Asimismo, concluye manifestando, que no dejarán de luchar contra discursos extremistas como el suyo que atacan la dignidad de las mujeres y dañan cualquier trabajo social para la igualdad.

DECLARACIONES DE JAVIER SERRALVO

El portavoz del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Vila-real, Javier Serralvo, había lamentado la “desorientación” del grupo municipal de Compromís en Vila-real y de la portavoz adjunta de esta formación en Les Corts, Mónica Álvaro, en relación al expediente abierto por la Generalitat por la subvención
para la rehabilitación del Gran Casino y el Teatro Tagoba.

Según Serralvo, “la desorientación de Compromís Vila-real está llegando a límites incomprensibles”. Para el portavoz, “resulta una vergüenza que la portavoz adjunta de esta formación, que no se preocupa de ningún problema en Vila-real, sino tan sólo de venir desde su cómodo retiro en Valencia a desfilar para aparentar en un par de actos públicos al año y cada semana para dirigir al actual colectivo desde la sombra, sea incapaz de solicitar información primero a su Ayuntamiento, a sus técnicos municipales, al concejal de Territorio o a la Conselleria de un gobierno del que su partido forma parte y al que deberían tener lealtad, algo que la señora Álvaro parece no saber y acude a lo único que sabe hacer, el circo”. Ha dicho.

El portavoz del gobierno municipal ha expresado su desaprobación hacia el uso que hace Mónica Álvaro, portavoz adjunta de Compromís en Les Corts, considerando que con todo lo que hay en la mesa, parece importar poco a ella y a su partido en Vila-real, al cual supuestamente dirige desde la sombra. Serralvo se cuestiona si la portavoz adjunta no confía en su grupo en Vila-real y por eso tiene que montar un circo en Les Corts sobre una discusión técnica en la que ya se está trabajando, haciendo referencia al expediente abierto por la Generalitat para la posible retirada de la subvención de 755.000 euros para la rehabilitación del Gran Casino y el Teatro Tagoba.

Javier Serralvo ha recordado que el expediente está abierto pero todavía no se ha resuelto y ha señalado que podrían haber esperado a que se dicte la resolución en unos meses, incluso haber pasado ya las elecciones y nadie se habría enterado. Sin embargo, «el alcalde siempre ha exigido transparencia y que a la ciudadanía se les cuente la verdad, no lo que quieran oír, como hacen otros, hay que explicar lo bueno y lo menos bueno.»

Además, el portavoz ha destacado que el alcalde pone primero a su ciudad, Vila-real, y lo demuestra cada día trabajando y gestionando un barco que el PP dejó en 2011 a la deriva y a punto del naufragio, intentando que, pese a las dificultades, Vila-real avance, como están consiguiendo trabajando juntos.

El portavoz del gobierno municipal se pregunta dónde están las preocupaciones o preguntas de la señora Álvaro sobre la gestión de las ayudas del Ivace para los ayuntamientos de su Conselleria, y sobre el cierre del Centro de Tecnificación Deportiva durante más de dos años y sobre el PEF. Según él, podrían llenar dos folios con preguntas sobre la gestión nefasta de Compromís en sus responsabilidades, pero trabajan desde la seriedad y la humildad intentando solucionar problemas complejos, algo que a veces sale bien y otras veces menos bien. Añade que otros optan por el circo, la provocación y la promoción del enfrentamiento permanente.

Serralvo afirma que en Vila-real, la ciudadanía está decepcionada con la desorientación de Compromís en sus decisiones y su política de circo y radicalidad permanente. Concluye que quedan 130 días para las elecciones en Vila-real, y está seguro de que los ciudadanos y ciudadanas sabrán valorar muy bien a quién dejan su Ayuntamiento con lo que esto supone. Conforme Serralvo,

Ellos están teledirigidos desde Valencia, hacia el circo, el enfrentamiento y sus intereses, mientras que ellos trabajarán para que, juntos, Vila-real avance.

Ha concluido.