Marzá anuncia que intensificará los esfuerzos para luchar contra la dinámica que vacía zonas rurales del interior de Castellón

El conseller de Educación pone como ejemplos la contribución del Botànic a rebajar el coste de la educación o impedir el cierre de colegios.

El senador Jordi Navarrete lamenta que las medidas que se toman en el Senado sobre despoblación no tengan una traslación real sobre el territorio

El cabeza de lista de Compromís para las autonómicas por Castellón, Vicent Marzà, circunscripción que sufre de norte a sur problemas de despoblación graves en sus municipios ha anunciado hoy que en la próxima legislatura “aumentarán los esfuerzos para afrontar este problema” y ha puesto como ejemplo “como en el País Valenciano con el Botànic se ha creado una Comisión Interdepartamental que lucha para que ningún colegio se cierre, se ha puesto el acento en las situaciones de emergencia o en medidas para favorecer el desarrollo territorial, la movilidad de las personas y acciones para que la escolarización no suponga un obstáculo para las familias”.

El senador Jordi Navarrete, ha recordado que en la presente legislatura y desde hace ya varias, existen en el Senado comisiones como la de Entidades Locales y ponencias especiales en marcha como la de estudio para la adopción de medidas en relación con la despoblación rural en España “pero cuyas conclusiones y trabajos no cristalizan de forma efectiva en medidas y actuaciones que sirvan para invertir la desastrosa tendencia que amenaza la pervivencia de numerosas comarcas y sus formas de vida y custodia del territorio”, ha declarado.

Navarrete y Marzà han añadido que “el dinero ayuda, pero no lo es todo. En esta cuestión debe ser clave un consenso a nivel estatal para que las medidas tengan éxito y acabemos con esta injusticia territorial”.

Así, Navarrete ha propuesto el establecimiento de mecanismos que asuman las radiografías realizadas por una cámara como el Senado “que lejos de estar todo el día hablando de Cataluña, Venezuela o los toros, se coordinara con el resto de administraciones implicadas para decidir y priorizar actuaciones e inversiones que contribuyeran a paliar esta sangría territorial y convertir así la Cámara Alta en lo que debiera ser, una cámara territorial real”.

El senador ha recordado como, a pesar de las medidas identificadas que son necesarias “se fían las cosas al 5G como si esta tecnología fuera la panacea, cuando los problemas de las personas que viven en entornos rurales como el interior de Castellón deben afrontar el envejecimiento, la baja natalidad, su falta de perspectivas laborales  y de infraestructuras a un ritmo desesperante y que corremos el peligro de no llegar a tiempo”.

Deja un comentario