Más de 160 autónomos y empresas de Almassora solicitan ayudas del Plan ‘Reactivem Comerç’

El consistorio repartirá 470.000 euros, hasta 3.000 en algunos negocios, antes de fin de año. El plazo para demandar las subvenciones finalizó esta medianoche tras estar en exposición pública desde el 23 de octubre, tiempo en el que recibió 163 peticiones que el departamento de Comercio tendrá que verificar una a una. Las personas solicitantes optan al reparto de 470.613 euros de subvenciones de la tercera convocatoria para fomentar la recuperación tras la crisis de la pandemia.

Los fondos proceden del consistorio (300.000 euros) y la Diputación Provincial de Castellón (170.613,10 euros) y permitirán transferir más de 1.500 euros por negocio para ayudar al sector tras la crisis del coronavirus. No en vano, el Ayuntamiento repartirá el excedente entre aquellos beneficiarios que hayan podido justificar gastos más elevados del importe mínimo y en proporción a la cantidad asignada inicialmente.

El objetivo pasa por garantizar que “no se pierde ni un euro de los fondos consignados”, según el concejal de Hacienda, Santiago Agustí. De esta forma, algunos negocios podrían alcanzar los 3.000 euros de fondos públicos.
Las ayudas se dirigen a cubrir gastos corrientes de la actividad realizada por las personas trabajadoras autónomas y las microempresas con un máximo de 10 personas empleadas. Los gastos deben de haberse realizado entre enero de 2021 y la fecha de presentación de la solicitud y tendrán que estar debidamente justificados para acceder a las ayudas públicas.

En esta ocasión se pueden acoger al plan aquellas empresas de Almassora excluídas en la primera y segunda convocatoria y que estén registradas en los epígrafes que aparecen en la convocatoria: imprentas, mercerías, calzado, droguería y perfumería, lencería, peletería, textil para el hogar, comercio mayorista de bebida y tabaco, comercio al por menor y de bienes usados, herbolarios o distribución de periódicos y revistas.

La convocatoria va más allá y alcanza también a salas de baile, comercio de muebles, lavanderías, maquilladores y esteticistas, tintorerías y lavanderías, talleres de automóviles y bicicletas, reparación de artículos electrodomésticos, joyerías, autoescuelas, guarderías, enseñanza reglada, reparación de ropa, peluquerías, servicios de belleza, servicios fotográficos y fotocopias, enmarcación y guías turísticos.

“Con esta tercera convocatoria superamos los 1,1 millones de euros en ayudas inyectadas al tejido empresarial para salvar las dificultades provocadas por la pandemia”, ha destacado el edil de Hacienda. Esta parte ha incidido en que se trata del mayor volumen de subvenciones directas concedidas al sector comercial local que, en el caso del Reactivem Comerç, el consistorio ingresará a los beneficiarios antes de que acabe el año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *