Más de 3.000 personas respaldan la manifestación «Per un món rural viu» contra los grandes proyectos de plantas fotovoltaicas en Castellón

Más de 3.000 personas respaldan la manifestación «Per un món rural viu» contra los grandes proyectos de plantas fotovoltaicas en Castellón

La manifestación ha sido encabezada por 60 tractores que han llegado hasta la capital de la Plana desde diferentes comarcas.

 

La Unió Agrícola y Ganadera, las asociaciones Junts per la Terra de la Vall d’Alba, Asociación Nostra Terra de les Coves de Vinromà, Defensem els nostres arrels de Les Useres y la Terra Casa Nostra de Vilafamés, No a la Mat comarques de Castelló, Per una ubicació racional de les renovables, El futur és avui, asociación de Cabanes, FACUA Comunidad Valenciana, Viva y Calderona Viva ha partido desde la plaza de la Independencia (La Farola) hasta concluir en la plaza María Agustina y se han unido en la manifestación de este sábado 20 de mayo en Castellón para mostrar su rechazo a los grandes proyectos de plantas fotovoltaicas previstos en algunas comarcas castellonenses y reclamar un mundo rural vivo.

La manifestación,  que ha reunido a más de 3.ooo personas, ha sido encabezada por 60 tractores que han llegado hasta la capital de la Plana desde diferentes comarcas y partió a las 11 horas desde la plaza de la Independencia (La Farola) y transcurrió por las calles Zaragoza, avenida Rey Don Jaime, plaza Clavé, calle San Luis, hasta llegar a la plaza María Agustina, frente a la sede de la Subdelegación del Gobierno en la Comunidad Valenciana.

Una vez allí se realizaron parlamentos por parte de las diversas entidades vinculadas a la defensa del territorio y se dio lectura también a un manifiesto por parte de los periodistas Alba Saura yJesús Broch.

Los convocantes rechazaron la instalación de estos grandes proyectos en los términos municipales de la Plana Alta y l’Alcalatén debido al impacto irreparable que provocarían a corto plazo en el sector socioeconómico y medioambiental.

Se pone en peligro una importante superficie de terrenos agrícolas en plena producción, granjas y muchas otras actividades como bodegas, turismo rural, restauración, masos y el paisaje. La construcción de todos estos proyectos es una agresión sin precedentes en el territorio, para todas las personas que vivimos en él.

Señalan las entidades.

Estas entidades afirman que están a favor de la energía renovable para frenar el cambio climático, pero no de esta manera, y cuestionan el colonialismo energético de las zonas urbanas en comparación con el interior.

No se pueden destruir los proyectos de vida de las personas del interior de Castelló para que las zonas más pobladas tengan luz. El modelo energético debe crecer primero desde las ciudades, promoviendo el autoconsumo y aprovechando polígonos industriales, áreas periurbanas degradadas y edificios públicos, en lugar de destruir el territorio rural como si fuera un queso gruyere.

Afirman las asociaciones que convocan la manifestación.

La Unió Agrícola y Ganadera, las asociaciones Junts per la Terra de la Vall d’Alba, Asociación Nostra Terra de les Coves de Vinromà, Defensem els nostres arrels de Les Useres, la Terra Casa Nostra de Vilafamés, No a la Mat comarques de Castelló, Per una ubicació racional de les renovables, El futur és avui, y asociación de Cabanes, FACUA Comunidad Valenciana, Viva y Calderona Viva, solicitaron que se reconsideren estos proyectos de energía fotovoltaica y exigieron un nuevo enfoque tanto en la ubicación como en la extensión de las hectáreas, con la condición de que estén sujetas a criterios técnicos que garanticen y protejan el bienestar general en lugar de intereses económicos individuales.

Abogan por llevar a cabo un análisis ambiental y paisajístico conjunto de todas las centrales fotovoltaicas que estén en proceso de tramitación autonómica, así como de la central fotovoltaica de tramitación estatal que se proyecte en el mismo entorno.

Relacionados  Manifestación en Mallorca contra el "turismo de masas"

De acuerdo con la información recopilada por LA UNIÓ, los proyectos fotovoltaicos actualmente propuestos en el conjunto del territorio valenciano implicarían la desaparición de más de 2.700 explotaciones agrícolas, sin contar las ganaderas, lo que representa aproximadamente el 3% del total de explotaciones. Es importante destacar que estas explotaciones se encuentran mayoritariamente en zonas rurales del interior y están en riesgo de despoblamiento.

La lucha va a ser larga y no tenemos intención de detenernos hasta que se reconsidere cada uno de estos macroproyectos de energía fotovoltaica», indican, y exigimos un nuevo enfoque tanto en la ubicación como en la extensión de las hectáreas, con la condición de que estén obligatoriamente sujetas a criterios técnicos que garanticen y protejan el bienestar general, en lugar de servir a los intereses económicos de grandes empresas y multinacionales.

Concluyen.

Nostra Terra valora muy positivamente la manifestación de hoy sábado 20 de mayo de 2023 en Castelló

La manifestación de hoy sábado en Castelló, bajo el lema «Por un mundo rural vivo«, ha sido altamente valorada por la asociación Nostra Terra. Este evento ha logrado reunir a más de 3000 personas y 60 tractores, convocados por La Unió y diversas plataformas en defensa del territorio.

La multitud de manifestantes conocida como la «Marea Verde«, compuesta por alrededor de 3000 asistentes, ha tomado el centro de Castellón en compañía de aproximadamente 60 tractores procedentes de distintos municipios de la Plana Alta y l’Alcalatén. Partiendo desde la Farola, la comitiva ha recorrido el centro de la capital de la Plana hasta llegar a la plaza Maria Agustina, donde se ha llevado a cabo la lectura del manifiesto y las intervenciones de los representantes de los colectivos convocantes.

La portavoz de Nostra Terra, Cinta Moliner, ha destacado que el movimiento ciudadano no se opone a la transición energética: «Es necesaria, pero no de la forma actual, especulando y colonizando el mundo rural; eso es inaceptable». Moliner también ha agregado:

Existen otras formas de transición energética más justas, sostenibles y equilibradas; comencemos por los tejados.

Refiriéndose a las comunidades de autoconsumo o proyectos que aprovechan espacios desaprovechados o degradados. La portavoz de Nostra Terra ha subrayado la importancia de preservar el mundo rural:

Permitamos que las tierras fértiles de nuestras comarcas sigan siendo trabajadas por nuestros agricultores y ganaderos; amamos nuestra tierra, vivimos de ella y no permitiremos que se llene de chatarra.

La manifestación de hoy en Castellón representa la acción conjunta más masiva realizada en la provincia desde el inicio del movimiento contra los macroproyectos fotovoltaicos y las líneas de Muy Alta Tensión (MAT), que cada vez afectan a más municipios del interior. Según los organizadores,

Seguiremos unidos y haremos que nos escuchen, todo en defensa de lo que nos importa.

Nostra Terra, la asociación en contra del macroproyecto fotovoltaico Magda de les Coves de Vinromà, ha sido una de las entidades convocantes de la manifestación, junto con la Unió Llauradora i Ramadera, la Coordinadora Valenciana por una Ubicación Racional de las Energías Renovables, la asociación Junts per la Terra de la Vall d’Alba, la plataforma No a la MAT-Comarques de Castelló, El Futur és Avui (Sant Mateu), Defensem els nostres arrels de Les Useres y la Terra Casa Nostra de Vilafamés, la asociación de Cabanes, Morella Viva y Calderona Viva, entre otras.
Todas las imágenes de la manifestación en este enlace.