Mear fuera del tiesto

Desde que “Iluminado I” Zapatero no se levantó de su asiento al paso de la bandera de Estados Unidos, parece que “mear fuera del tiesto” se ha convertido en una costumbre de todos los presidentes de gobierno socialistas.

Ahora “Iluminado II” Sánchez retira la fragata española Méndez Núñez, que acompañaba en su misión al portaaviones estadounidense Abraham Lincoln, alegando que solo se trataba de conmemorar el quinto centenario de la vuelta al mundo.

Lo realmente cierto es que la armada “yanqui” se dirige al Golfo Pérsico tras la tensión surgida por el abandono iraní del pacto nuclear.

El miedo al enfrentamiento con Irán, supongo, es el cierto motivo para abandonar en misión de guerra a tu mejor aliado, U.S.A. Luego nos quejaremos la primera vez que Donald Trump haga el más mínimo desprecio a nuestro país o no nos preste ayuda, como sí lo hizo en el incidente de la isla Perejil, ante cualquier amenaza a nuestro territorio o por nuestras reivindicaciones sobre el Sahara y el Peñón de Gibraltar.

Claro está que también puede ser una imposición del de la coleta, ya que es de sobra conocida la financiación que Podemos recibe del “democrático” gobierno iraní.

Pero “mear fuera del tiesto” debe ser contagioso o estar de moda. El “veleta naranja” Rivera, no ha tardado en afirmar que su partido votará positivamente al nombramiento de Miquel Iceta como senador autonómico en el Parlamento Catalán. Sin dejar de ser cierto que nunca se ha rechazado un nombramiento no es menos cierto que ha llegado la hora de romper la tradición e impedir que un secesionista confeso, partidario del indulto a los golpistas, pueda ser presidente del Senado.

A nivel de andar por casa, el Pacto del Botánico, con premeditación y alevosía, liderado por otro socialista iluminado, Ximo Puig, reitera su intención de seguir meando, cuatro años más, fuera del tiesto y seguir creando valencianos de primera y de segunda, torpedeando y manipulando la educación y la sanidad, aleccionando en las aulas y recortando nuestras libertades mientras se cargan familia, religión y tradiciones.

Retirar la fragata puede ser un acto de cobardía pero gobernar, asumiendo sus tropelías, con Compromís y Podemos, eso sí que es, Sr.Puig, “mear fuera del tiesto” si realmente usted se considera socialista.

Deja un comentario