Medidas de protección al taxi y regulación del uso de VTC en la nueva ordenanza de Castellón

Ribes asiste a la reunión de la Confederación de Taxistas Autónomos de la Comunitat Valenciana festejada en la ciudad.

 

El edil de Movilidad Sostenible, Jorge Ribes, ha asistido a la Asamblea General Ordinaria de la Confederación de Taxistas Autónomos de la Comunitat Valenciana (CTACV) que se ha festejado este martes en la edificación Menador de Castelló. Ribes ha dado la bienvenida a los y las representantes del campo y les ha agradecido la elección de Castelló para la celebración de esta reunión. En ella, les ha trasladado la primera Ordenanza Municipal de Movilidad Sostenible de Castelló, que fue aprobada en un inicio en el pleno del mes de octubre y que ha sido sometida a exposición pública a lo largo de treinta días.

Este texto, que va a ser terminante una vez finalizado el periodo de alegaciones, regulará las zonas de carga y descarga, va a fijar las reglas de convivencia con los vehículos de movilidad personal, y delimitará y limitará los usos de los VTC, entre otras muchas cuestiones.

Conforme ha explicado Ribes. Así, el concejal avanza que el texto terminante incorporará un articulado propio sobre el taxi, reconociendo su peculiaridad como servicio público y regulará el uso de los VTC, atendiendo de esta forma reivindicaciones del ámbito.

Será una ordenanza concebida para proteger al taxi frente al VTC, en línea con lo que se ha hecho a nivel autonómico.

Conforme lo ha detallado el edil.

Ribes ha agradecido a la Asociación Provincial del Taxi en Castellón las aportaciones presentadas al texto y con las que se definirá una redacción que “regulará todos y cada uno de los usos relacionados con la movilidad en un mismo documento, lo que implicará fijar las reglas de convivencia con los VTC, como delimitar y limitar sus usos”.

Cabe rememorar que la ordenanza asimismo define la Zonas de Bajas Emisiones (ZBE) y su establecimiento en la urbe con los objetivos de reducir los niveles de polución ambiental y prosperar la calidad de vida de sus residentes; fomentar una movilidad más sostenible, favoreciendo el transporte público colectivo y los medios y vehículos menos contaminantes; y reducir la intensidad de tráfico, recobrando espacio público para el viandante.