Medidas extraordinarias ante el riesgo de incendios forestales

Medidas extraordinarias ante el riesgo de incendios forestales

Justicia recuerda que durante la Semana Santa y la Pascua se aplican medidas extraordinarias que regulan el uso del fuego en terrenos forestales.

 

La Conselleria de Justicia e Interior quiere recordar a la población sobre las medidas extraordinarias que entran en vigor durante la Semana Santa y la Pascua para prevenir incendios forestales, las cuales regulan el uso del fuego en áreas forestales o aquellas con una cercanía a estas de menos de 500 metros.

Estas medidas están en línea con lo establecido en el reglamento forestal, aprobado mediante el Decreto 91/2023, durante el período que va desde el Jueves Santo hasta el lunes siguiente al Lunes de Pascua, también conocido como Lunes de San Vicente, es decir, desde el 28 de marzo hasta el 8 de abril (ambos inclusive).

La consellera de Justicia e Interior, Elisa Núñez, resalta,

Durante estas fechas, con el buen clima y los días festivos, es común que haya una gran afluencia de visitantes en nuestras zonas naturales.

Núñez, alienta a los ciudadanos a «disfrutarlas, pero con responsabilidad y extremando todas las precauciones, ya que la sequía y las altas temperaturas registradas este invierno aumentan el riesgo de incendios forestales«.

Además, la Conselleria ha decidido adelantar la apertura de 14 Observatorios Forestales y mantendrá un total de 44 Observatorios activos para intensificar la vigilancia en los montes.

Medidas extraordinarias

Las medidas extraordinarias establecen que, en terrenos forestales, sus cercanías, o en áreas a menos de 500 metros de estos, queda prohibida la quema de márgenes de cultivos o residuos agrícolas y forestales, así como la quema de cañaverales, carrizales o matorrales vinculada a actividades ganaderas, cinegéticas u otras. También se prohíben las operaciones de destilación de plantas aromáticas.

En los planes locales de quemas se suspenderán todas las autorizaciones de quema concedidas para esas fechas.

En infraestructuras como áreas recreativas, refugios y zonas de acampada donde se permita el uso de fuego, ya sea para cocinar (mediante paelleros) o para calefacción (a través de chimeneas), no podrán ser utilizadas cuando se establezca el nivel 3 de preemergencia por riesgo de incendios forestales.

Otras medidas de seguridad

Relacionados  Vila-real celebra con fervor su procesión de Miércoles Santo

La Conselleria recuerda los principales consejos de prevención mientras disfrutamos de nuestro entorno natural, como la importancia de no dejar residuos tras pasar el día en el monte o después de acampar. Además, es crucial apagar las colillas correctamente y nunca tirarlas al suelo, sino depositarlas en papeleras o ceniceros.

Otras medidas de seguridad incluyen estacionar el vehículo en lugares designados y, si no hay zonas de aparcamiento, evitar estacionar sobre vegetación seca o muerta. Asimismo, estacionar siempre en la dirección de salida facilita la evacuación.

Es esencial utilizar los caminos y pistas forestales para acceder a los medios de extinción y permitir la evacuación, por lo que estacionar sin obstaculizar el paso a otros vehículos es fundamental.

Además, está prohibido lanzar petardos dentro de áreas forestales o a menos de 500 metros de estas.

En cuanto a las acampadas, deben realizarse en zonas autorizadas (terrenos forestales públicos debidamente delimitados y acondicionados para ocupación temporal con tiendas de campaña) que cuenten con las autorizaciones oficiales correspondientes.

44 Observatorios Forestales activos

La Conselleria de Justicia e Interior ha decidido adelantar el calendario de apertura de 14 Observatorios Forestales (OF) en la Comunitat Valenciana, los cuales se suman a otros 30 que permanecen operativos durante todo el año.

Esta medida se ha tomado debido a la falta de lluvias y a las altas temperaturas registradas en los últimos meses, factores que aumentan significativamente el riesgo de incendios y contribuyen a la sequedad de la vegetación forestal.

Los Observatorios Forestales desempeñan un papel crucial en la detección temprana de incendios forestales. Desde estos puntos estratégicamente ubicados, se comunica a las centrales de prevención provinciales la presencia de humo y su ubicación aproximada.

Situados en lugares geográficamente privilegiados, los vigilantes de los observatorios pueden detectar incendios en sus etapas iniciales, incluso a varios kilómetros de distancia, y alertar a los equipos de extinción. Esta acción permite iniciar las labores de extinción lo antes posible, lo que aumenta considerablemente las posibilidades de contener el incendio.