Mejoras en la N-238

El PSPV-PSOE de Castellón destaca que la mejora de la N-238 de Vinaròs es otro ejemplo de la apuesta del gobierno socialista por la vertebración del territorio

El alcalde del municipio y secretario de política territorial de la ejecutiva provincial, Guillem Alsina, resalta que el proyecto de ampliación se fraguó en el año 2000 pero que “no ha sido hasta ahora, con un gobierno socialista, cuando se ha convertido en una realidad”

El PSPV-PSOE de la provincia de Castellón ha destacado que el proyecto de mejora de la N-238 en Vinaròs aprobado el pasado martes por el Ministerio de Fomento es un ejemplo más de la apuesta del gobierno de Pedro Sánchez por la vertebración del territorio. El alcalde de la localidad y secretario de política territorial de la ejecutiva provincial, Guillem Alsina, ha resaltado hoy en un acto celebrado en la capital del Baix Maestrat con motivo del anuncio de Fomento que “se trata de un proyecto que empezó a fraguarse en el año 2000 pero no ha sido hasta ahora cuando se ha convertido en una realidad, gracias al gobierno de Pedro Sánchez”.

“Estamos muy orgullosos y no dejaremos de hacer fuerza con nuestros diputados y senadores para que la licitación de la obra se haga lo más pronto posible”, ha añadido el munícipe socialista. Alsina, también ha destacado que era una noticia “muy esperada por los vecinos que suben a trabajar hasta el polígono industrial de Planes Altes” y que verán mejorada la conexión.

Al acto, que ha tenido lugar en el enlace de la AP-7 y la N238, también han asistido el diputado socialista en el Congreso y vicesecretario de la ejecutiva del PSPV-PSOE de la provincia de Castellón, Germán Renau, el senador socialista Artemi Rallo, el primer teniente de alcalde de Vinaròs, Marc Abella y representantes socialistas de San Rafael del Río. También han estado el alcalde de Rossell y secretario comarcal de Ports Maestrat, Evaristo Martí, y el alcalde de Traiguera, Javier Ferrer, ya que este proyecto también mejora las comunicaciones con estos municipios.

Ranau a manifestado que “el proyecto de ampliación y reordenación de accesos de la N-238 en Vinaròs se enmarca en la estrategia clara que tiene el gobierno del partido socialista de mejorar las infraestructuras en todo el arco Mediterráneo, una zona que supone el 60% del PIB del país, y hay una clara falta de infraestructuras para la vertebración del territorio”. “Y tenemos que recordar que, hace menos de dos meses empezaron también las actuaciones en la N-232 que une Vinaròs con el cantábrico, a lo que se suma la liberalización y gratuidad de la AP7 a partir del 1 de enero de 2020”, ha añadido Renau quien han resaltado que todo esto se está haciendo con un gobierno en funciones, un gobierno socialista, lo que demuestra una clara apreciación de las necesidades de la provincia de Castellón”.

Por último, el senador socialista Artemi Rallo ha señalado que se trata de una “gran noticia” porque esta carretera “ha sido, desgraciadamente, conocida por los niveles de siniestralidad por la falta de seguridad, que ha sido clamorosa”. Además, Rallo ha recordado que esta “ya era una intervención prevista en el proyecto de ley de presupuestos que presentó el gobierno de Pedro Sánchez y que en su día fue rechazado por las derechas y los partidos independentistas”. “A pesar de eso, el gobierno de España ha seguido trabajando y el Ministerio de Fomento ha aprobado este proyecto”, ha apuntado Rallo. El senador del PSPV-PSOE ha hecho hincapié en que el gobierno socialista “cumple y está con los ciudadanos de esta provincia, donde tiene más proyectos que desarrollar y esperamos que eso sea posible en fechas próximas, con la aprobación de unos presupuestos que, finalmente, revertirán en la provincia doblando la inversión en Castellón”.

El Ministerio de Fomento aprobó el pasado martes 26 de noviembre el proyecto de ‘Seguridad vial. Ampliación de plataforma y reordenación de accesos. N-238, p.k. 2+500 al 8+750. Tramo: Vinaròs-Enlace AP-7′, en el término municipal de Vinaròs, con un presupuesto de 15,4 millones de euros.

El tramo del proyecto está comprendido entre el enlace con la carretera N-340, que sirve de variante de Vinaròs y Benicarló, y la intersección de acceso al peaje de la autopista AP-7. Presenta un trazado rectilíneo, con una calzada de dos carriles de 3,50 m cada uno, sin arcenes y en muchos tramos sin bermas, y con numerosos accesos directos en ambas márgenes. En la actualidad unos 8.900 vehículos circulan por este tramo, siendo 1.400 de ellos vehículos pesados, según aforos realizados a finales de 2018.

El objeto del proyecto es mejorar la seguridad vial del tramo de actuación, al tiempo que permitirá mejorar la conexión de la AP-7 con la red viaria de la comarca del Baix Maestrat, en especial con la N-340, la CV-11 y la CV-101 de acceso al municipio de Alcanar.

Esta es una nueva actuación aprobada de la serie de actuaciones previstas para mejorar la conectividad de la AP-7 con el resto de la Red de Carreteras del Estado.

Deja un comentario