Miles de romeros acompañan a Santa Quitèria en la ‘tornà’

Las altas temperaturas han marcado el regreso de la patrona a la ermita.

 

Miles de personas han arropado este domingo a Santa Quitèria durante la tradicional ‘tornà’ hasta el paraje para devolver la imagen a su ermita. El traslado ha venido acompañado de un cielo despejado y unas elevadas temperaturas que han permitido a la ciudadanía participar en un acto que ha sido multitudinario.

A las nueve de la mañana, la iglesia de la Natividad ha reunido a centenares de romeros y romeras que han querido acompañar a la patrona en el último acto oficial que cierra las fiestas de la localidad en honor a la santa.
La ‘tornà’ comenzó en la plaza de la Iglesia donde, la reina de las fiestas, María Gonell Esteve, junto con su corte de honor, Nerea Montanos Sabiote y Alba Pesudo Luis, junto a la corporación municipal y el mantenedor de las fiestas de 2022, Andrés Martínez Vilar, han acompañado a Santa Quitèria en
su tradicional traslado a la ermita en la que permanecerá hasta el próximo mes de mayo.

Asimismo, durante el trayecto entre la Vila y el paraje se han ido sumando centenares de vecinos y vecinas de la localidad.

Las altas temperaturas han favorecido la asistencia del público que, después de dos años de pausa debido a la crisis sanitaria, por fin ha podido venerar a Santa Quitèria como corresponde.

Ha apuntado la concejala de Fiestas, Isladis Falcó.

Además, el ciclo festivo termina, de este modo, después de que La Esmeralda haya interpretado el Himno Nacional a la salida de la imagen del templo para dar comienzo al regreso de la patrona. Conjuntamente, el viaje hasta la ermita ha estado amenizado por la música y el ritmo de la dolçaina y el tabal.
Por otra parte, una vez han llegado los miles de romeros y romeras al paraje y Santa Quitèria ha sido colocada sobre el altar de la ermita, la ciudadanía recuperó fuerzas con el almuerzo organizado por el Ayuntamiento con la colaboración de la Junta Local de Fiestas. Posteriormente, a las 12 horas el sacerdote, Juan Ángel Tapiador, llevó a cabo la celebración de la misa en el interior de la capilla.

El Ayuntamiento tuvo activado el servicio de autobús gratuito hasta el paraje a lo largo de toda la mañana para acercar al vecindario que quiso acompañar a Santa Quitèria, pero no lo podían hacer a pie. La ruta ha comprendido también el trayecto hacia la Playa de Almassora con el objetivo de llegar al mayor público
posible.