Misa y ofrenda a la Virgen de la Paciencia en Oropesa

Multitud de oropesinas, oropesinos, asociaciones y entidades locales se sumaron a la procesión hasta la capilla situada en la plaza de la Iglesia.

 

La localidad de Oropesa del Mar ha festejado este domingo el día grande en honor a su patrona, la Virgen de la Paciencia, y lo ha hecho con dos de los actos más solemnes del programa de esta edición de sus fiestas de octubre.

La jornada empezó por la mañana con la misa en la iglesia de San Jaime en la que los más devotos rindieron honores a la Mare de Déu en el día grande de la patrona de Oropesa del Mar con una misa mayor que fue oficiada por Federico Caudé, deán de la catedral de Segorbe, y el sacerdote local, José Miguel Sala.Mas ya antes, la comitiva, encabezada por la primera edila, Araceli de Moya; la concejala de Fiestas, Jennifer Casañ; como miembros de la empresa municipal; las reinas de las fiestas, Mireia Aparici y Elena Gimeno, junto con sus damas, festeros y acompañantes; así como las miembros de la Cofradía de la Virgen de la Paciencia han efectuado el tradicional desfile que ha partido desde el Consistorio y que ha contado con el acompañamiento de la Unió Musical d’Orpesa.Las máximas representantes de los festejos, junto con sus ramilletes de damas, festeros y acompañantes han efectuado la tradicional ofrenda a la Virgen y, más tarde, todos han sido obsequiados con un pin conmemorativo por parte de la Cofradía. Un ademán que se ha repetido con las oropesinas que son parte de la asociación de Cáritas en agradecimiento a su gran tarea.El día mayor dedicado a la patrona de Oropesa del Mar prosiguió por la tarde con el septenario y la tumultuaria ofrenda, que inició su recorrido desde la iglesia de San Jaime hasta la capilla, situada en la plaza de la Iglesia, donde se trasladó la imagen. Una vez en el lugar, los vecinos y vecinas efectuaron el tradicional mural floral, un acto en el que un año más se ha mostrado el furor hacia la Virgen de la Paciencia.