Mudanza inminente de los afectados por el incendio de Campanar

Mudanza inminente de los afectados por el incendio de Campanar

Se les ha comunicado que el 26 de agosto concluirá su estancia en los apartamentos de alquiler social en València.

 

Los afectados por el trágico incendio en el barrio de Campanar de València, que resultó en la pérdida de diez vidas y la destrucción de un edificio con 138 viviendas el 22 de febrero pasado, se encuentran actualmente en las últimas semanas de su estancia en los apartamentos proporcionados gratuitamente por el Ayuntamiento en el barrio de Safranar.

A casi seis meses desde el devastador incendio que consumió dos bloques del complejo residencial, dejando sin hogar a más de 200 personas, los afectados han sido informados que el 26 de agosto finalizará su alojamiento en los apartamentos de alquiler social en València.

Esta situación se da en un contexto donde hay 1.500 personas en lista de espera por vivienda en la ciudad.

Fin de seis meses en Safranar

El realojo de los afectados en el nuevo edificio de viviendas municipales en el barrio de Safranar tenía inicialmente una duración prevista de tres meses. Esta fue extendida por otros tres meses más con el objetivo de «darles tiempo para encontrar una vivienda en alquiler y reorganizar su situación», según explicó en su momento la alcaldesa de València, María José Catalá.

Se había anunciado que esta última prórroga no sería extendida más allá, pero se decidió que el período ofrecido por el Ayuntamiento en estas viviendas públicas, de forma gratuita, coincidiera con el plazo establecido para la solicitud de ayudas al alquiler de la Generalitat.

De este modo,

Las personas alojadas en este edificio dejarán las viviendas de Safranar y podrían mudarse a otras viviendas con una ayuda de la Generalitat para pagar el alquiler durante un año.

Fuentes del Ayuntamiento han recordado que inicialmente se realojaron 99 de las 131 familias afectadas, y que esta cifra ha ido disminuyendo a medida que han encontrado una solución habitacional, quedando actualmente 67 familias.

Ayudas al alquiler de la Generalitat Valenciana

La Generalitat lanzó un programa de ayudas destinado a los afectados por el incendio, consistente en un año de alquiler. Según fuentes del gobierno autonómico, todos los solicitantes que cumplían los requisitos han comenzado a recibir estas ayudas.

El presidente de la Generalitat, Carlos Mazón, mencionó recientemente que estas ayudas podrían ampliarse si fuera necesario.

Hasta ahora, se han concedido un total de 18 ayudas de este tipo, y otras 10 están actualmente en proceso de tramitación, según las mismas fuentes.

Solución para casos vulnerables

La presidenta de la Asociación de Damnificados por el Incendio de Campanar (Ardic), Nancy Kawhan, ha informado que han comunicado al Ayuntamiento de València la situación de «vulnerabilidad» que enfrentan algunas familias que pronto deberán abandonar el edificio. Están esperando que se les ofrezca una solución habitacional adecuada.

Entre los casos mencionados, Kawhan ha destacado el de una familia bielorrusa con menores que, al carecer de documentos, no pueden acceder a un alquiler ni a las ayudas disponibles. También mencionó a una persona mayor con una pensión baja, quien enfrenta dificultades para cubrir un alquiler.

Relacionados  Incendio forestal en Sagunto cerca de la Serra Calderona

Por otro lado, el vicepresidente de la Asociación de Propietarios Afectados por el Incendio de Campanar (Aproicam), Enrique Salvador, ha señalado que tienen previsto reunirse con representantes del Ayuntamiento para abordar los casos más delicados y buscar posibles soluciones.

Causas del incendio de Campanar y reapertura del caso

En mayo, se reveló el informe de la Policía Científica que determinó que el origen del incendio fue una pequeña fuga de refrigerante en el condensador del frigorífico ubicado en la cocina del apartamento 86, situado en la octava planta del edificio. El informe también mencionó que no se puede descartar completamente un origen eléctrico.

La Policía clasificó el incendio como «accidental», destacando que tuvo un único foco principal de fuego de tipo estructural, siendo considerado de gran magnitud. Además, señalaron que su propagación fue facilitada por fuertes ráfagas de viento de poniente que soplaban en València en ese momento.

En abril, el Juzgado de Instrucción número 9 de València decidió archivar provisionalmente el caso basándose en un primer informe policial que indicaba que el incendio no tenía un origen delictivo. Sin embargo,

Los familiares de cuatro víctimas de una misma familia apelaron esta decisión de sobreseimiento, contando con el respaldo de la Comunidad de Propietarios y la solicitud de la Fiscalía.

El 25 de junio pasado, la Sección Cuarta de la Audiencia de Valencia decidió parcialmente a favor de la apelación y ordenó la reapertura de la investigación sobre el incendio del edificio residencial en el barrio de Campanar. La finalidad es llevar a cabo todas las diligencias necesarias para «determinar y esclarecer todas las circunstancias que rodearon el siniestro».

Tras la reapertura del caso, la Asociación de Propietarios Afectados por el Incendio de Campanar (Aproicam) consideró que se debe investigar si el edificio tenía las licencias correspondientes y si los materiales de construcción utilizados contribuyeron a la propagación del fuego, cumpliendo con las normativas vigentes en ese momento. También mencionaron la posibilidad de investigar a los administradores de la empresa constructora.

Rehabilitación del edificio

A principios de junio, los propietarios recibieron un informe pericial que indicaba que el edificio podía ser rehabilitado. El informe concluyó que la afectación en la estructura era «muy limitada» y que las reparaciones necesarias serían «muy puntuales», sin necesidad de tomar «medidas cautelares».

Según el informe pericial, la reducida afectación estructural en comparación con la magnitud del incendio se debió a una ventilación significativa durante el desarrollo del mismo. Esto permitió que, aunque las temperaturas alcanzaran niveles muy altos rápidamente, la duración del fuego fue relativamente corta.

Los expertos consideraron que solo sería necesario realizar una limpieza superficial de algunos elementos, principalmente por motivos estéticos si se considerara necesario.