Mulet urge al Gobierno a «ilegalizar ya» las fundaciones franquistas como la Franco o Abogados Cristianos

Mulet además ha recordado que la Fundación Abogados, quien Cristianos "ha estado financiado por la Hacienda Pública, al poderse desgravar hasta el ochenta por ciento de las cuotas de las aportaciones de particulares".

 

El portavoz de Compromís en el Senado, Carles Mulet, ha registrado hoy una solicitud al Gobierno, a fin de que conforme con la entrada en vigor de la ley 20/2022, de diecinueve de octubre, de Memoria Democrática, comience los trámites para la extinción de fundaciones franquistas, fascistas y aquellas que atenten contra la memoria democrática en el Estado de España.

Mulet ha recordado que la nueva ley contempla que concurrirá causa de extinción cuando las fundaciones no persigan fines de interés general o efectúen actividades contrarias al mismo. A estos efectos, se considera contraria al interés general la apología del franquismo que ensalce el golpe de Estado y la dictadura o ensalce a sus líderes, con menosprecio y degradación de la dignidad de las víctimas del golpe de Estado, de la guerra o del franquismo, o incitación directa o indirecta al odio o violencia contra exactamente las mismas por su condición de semejantes.

Por esta razón, el miembro del Senado valencianista ha preguntado al Gobierno qué medidas piensa adoptar para comenzar el procedimiento para extinguir las fundaciones; Las Hijas de Millán Astray y Capitán Cortés, Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales ,Fundación José Antonio Primo de Rivera, Fundación Yagüe, Fundación Pro-Infancia Queipo de Llano, Fundación Humanismo y Democracia, Fundación Blas Piñar, Fundación Ramiro Ledesma Ramos , Fundación Grupo de Estudios Estratégicos, Fundación Nacional Francisco Franco, Fundación Serrano Súñer. Fundación DANES o la Fundación Española de Abogados Cristianos entre otras muchas.

La ley contempla que corresponderá al Protectorado de Fundaciones instar judicialmente la extinción de la fundación por concurrencia de esta causa, y el artículo 33 establece los cauces para la liquidación.

Para el parlamentario de Compromís,

Con la ley de dos mil siete de Memoria Histórica, el Gobierno, si hubiera tenido voluntad, hubiera podido ya empezar los trámites para ilegalizarlas, mas lejos de ello, dejó que un gobierno del Partido Socialista que fundaciones como la Francisco Franco o Abogados Cristianos entre otros muchos, animase a sus a asociados desgravar en la Declaración del IRPF por el pago de sus cuotas, o sea, que de forma indirecta estábamos financiando con recursos públicos. Si se donan ciento cincuenta euros, Hacienda les financiará ciento doce con cinco euros, y su costo real va a ser de solo treinta y siete con cinco euros. Reza el anuncio que la fundación que honra al dictador ha publicado en su web para animar a la donación.

Mulet, además ha recordado que del mismo modo, la Fundación Abogados, quien Cristianos ha estado financiado por la Hacienda Pública, al poderse desgravar hasta el ochenta por ciento de las cuotas de las aportaciones de particulares. “

Son entidades, que se han dedicado no únicamente a hacer apología del franquismo, con la demanda de sostener sus símbolos en espacios públicos, sino más bien a dar la lawfare y acoso judicial a los cargos públicos que han intentado cumplir con la ley de dos mil siete, y perseguir a quien ha protegido por servirnos de un ejemplo los derechos LGTBI. Hasta la data, con la ley de dos mil siete, por carencia de un procedimiento claro y un régimen sancionador, se les ha tolerado actuar, ahora es el instante de aplicar esta ley y borrar esta clase de fundaciones que vejan la memoria democrática, la pasada y la presente.

Ha zanjado el portavoz de Compromís en el Senado, Carles Mulet.