Nace la primera planta de reciclaje de España y Europa para calzado, textil y juguetes

Institutos tecnológicos del calzado (INESCOP), el juguete (AIJU) y el textil (AITEX) han puesto en marcha el Demostrador de Industria Circular.

 

Se trata de una planta piloto innovadora situada en el Polígono Campo Alto de Elda (Alicante) para la recuperación de residuos y su transformación en materias primas que sirvan para la producir productos con bajo impacto ambiental.
Esta planta, la primera en España y Europa de estas características, cuenta con cofinanciación europea de fondos FEDER y con una ayuda de 741.000 euros del Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE), detalla la Generalitat.

El Demostrador de Industria Circular es capaz de reciclar los productos multicomposición (emplean, de media, unos 40 materiales diferentes) que terminan en vertederos o incinerados. De hecho, se estima que cada año en la Comunitat Valenciana, solo el 5% de los residuos de calzado, textil y juguete, son reciclados.
A nivel nacional, la estimación es que en torno a de tres millones de toneladas de residuos de calzado, textil y juguete acaban en vertederos. Estos residuos proceden en su mayoría de excedentes de fabricación y posconsumo, una vez que han llegado al fin de su vida útil.

A estos datos habría que sumar las tendencias que pronostican que el consumo de calzado, textil y juguete se multiplicará para el año 2050, cuando se necesitarán 3 planetas Tierra para servir a las necesidades humanas.
La valorización y el reciclado del calzado, textil y juguete son extremadamente complejos por ser productos multicomposición. Aunque la industria ha realizado desarrollos en el reaprovechamiento de materiales monocomposición, era necesario dar opción a los residuos multicomposición, principalmente en las fases de separación y clasificación.

Hoy por hoy, gracias a la planta es posible separar y clasificar los residuos del calzado, textil y juguete, de forma que se puedan modificar en materias primas de bajo impacto ambiental, creando así un modelo de negocio de capital circular con aplicaciones intra e intersectorialmente.

NUEVA LEY DE RESIDUOS

La nueva Ley de Residuos de España establece,

Para antes de 2025, la obligación de recogida de residuos del sector textil y calzado. Adicionalmente, se deberá disminuir el peso de los residuos producidos en un 13% para 2025, y en un 15% para 2030.

Paralelamente, con la revalorización de estos residuos se minimizaría la problemática de la falta de materias primas y la dependencia de medios externos a la Unión Europea, además de concienciar a las empresas y a la sociedad de que la producción y consumo presente no son sostenibles.
Con el uso de esta tecnología, las empresas conseguirán aminorar sus residuos y reutilizar sus excedentes, tanto para su propia fabricación como para convertirlos en materias primas que se puedan invertir en otros sectores como el mueble o la automoción, encima de mejorar su huella de carbono.

Castellón Diario se hace eco de las declaraciones del conseller de Economía Sostenible, Rafa Climent, que ha destacado,

La economía circular no se entiende sin el progreso de nuevas tecnologías, de la investigación y la innovación. Este demostrador engloba todos estos aspectos, lo que nos permitirá crear una industria interconectada, resiliente, sostenible e inclusiva reduciendo así la dependencia de mercados externos.

El conseller ha querido poner en valor a la unión de los tres centros tecnológicos y asegurar la voluntad de «entrar en 2030 en las mejores condiciones».