Navarro destaca que la nueva Ley Valenciana de Cambio Climático permitirá que el Ayuntamiento reserve suelo para instalar energía fotovoltaica

El concejal de Transición Ecológica subraya que esta planificación evitará una posible burbuja de huertos solares y reducirá costes energéticos en la industria y la agricultura

El concejal de Transición Ecológica de Castellón, Fernando Navarro, destaca que la nueva Ley Valenciana de Cambio Climático y Transición Ecológica permitirá que el Ayuntamiento reserve suelo en el Plan General para el desarrollo de energía fotovoltaica y resalta que esta planificación reforzará el autoconsumo energético, propiciará una reducción de costes en la industria y la agricultura, democratizará la producción de energías renovables y acercará a la ciudad a un horizonte verde y libre de emisiones.

El regidor subraya que esta normativa, que acaba de iniciar su tramitación con la presentación el viernes de su borrador, reforzará los planes de la Concejalía de impulsar las energías renovables en usos residenciales, industriales, agrícolas y terciarios de Castellón. “Esta norma obligará a través del planeamiento urbanístico (Plan General) a ordenar terrenos de la ciudad para el desarrollo de energías renovables y permitir así el autoconsumo energético municipal. El Ayuntamiento de este modo tendrá la capacidad de regular el emplazamiento de los huertos solares, democratizándose la producción y consumo de la energía y evitándose una posible burbuja de huertos solares”, resalta el regidor, que indica que esta medida servirá de “impulso en el ahorro de gastos energéticos en los sectores industrial y agrario e incidirá en la descarbonización de la economía”.

Navarro añade que la ley también incluirá una fiscalidad verde para potenciar a partir de 2023 las matriculaciones de vehículos libres de emisiones y conseguir una movilidad sostenible.

La crisis por la covid-19 tiene que acelerar la transición ecológica para luchar contra el cambio climático y ayudar a reactivar la economía. El Pacto Verde de la Unión Europea pretende conseguir una economía limpia de emisiones en 2050. Para lo cual, insta los Estados miembros a invertir para descarbonizar el sector de la energía, garantizar que los edificios sean más eficientes desde el punto de vista energético, apostar por tecnologías respetuosas con el medio ambiente y desplegar un transporte público y privado limpio”, explica Navarro, que añade que esta hoja de ruta “es uno de los pilares del plan de reconstrucción de la Comisión Europea y las diferentes Administraciones tenemos que apostar por esta vía para a optar a estos fondos”.

El regidor de Transición Ecológica asevera que desde su departamento ya trabajan en proyectos para impulsar nueva regularización municipal y ordenanzas fiscales que propicien el desarrollo de energías renovables en el tejido productivo de la ciudad y una rehabilitación sostenible que mejore la eficiencia energética en el parque inmobiliario. Así mismo, el Pleno del pasado jueves aprobó una paquete de inversiones que, entre otras medidas, comprende la instalación de renovables en dependencias municipales.

Deja un comentario