Navarro escucha al sector agrario para pensar la forma de ofrecer una “ventana de reactivación después de la crisis de la covid19”

El concejal de Transición Ecológica plantea una nueva ordenanza de banco de tierras para activar campos abandonados y medidas que impulsen un comercio de proximidad y mejoren su rentabilidad

El concejal de Transición Ecológica en el Ayuntamiento de Castellón, Fernando Navarro, ha tratado este martes con representantes de diferentes asociaciones y agentes agrícolas medidas para impulsar la agricultura y convertirla en una alternativa ante la caída de otros sectores productivos por la pandemia de la covid. Las entidades agrícolas han coincidido en el papel esencial que puede jugar la agricultura para hacer frente a la crisis y en la necesidad de impulsar un modelo de proximidad y sostenible que mejore su rentabilidad y atraiga nuevos productores.

El edil de Transición Ecológica se ha reunido con responsables de la Unió de Llauradors, Fepac-Asaja, el Sindicato de Riegos de Castellón, la Cooperativa San Isidro y Agritec y ha explicado que la agricultura es “un sector importante por tradición, por conservación del territorio y por una cuestión de sostenibilidad y nuevas formas de consumo más saludables” . Ha destacado la que actividad agraria “puede ser una ventana para la reconversión laboral de parte de los afectados por la crisis” y, en esta dirección, ha abordado con los colectivos agrarias medidas que se pueden implementar para mejorar la actividad agraria y hacer que pueda ser una salida laboral”.

Navarro ha indicado que la Concejalía trabaja para facilitar la recuperación de parcelas abandonadas e impulsar nuevos canales de comercialización y producción de proximidad que aumenten la rentabilidad del sector y las condiciones laborales y propicien la entrada de nuevos productores jóvenes.

El concejal ha explicado, entre otras medidas, la elaboración de una ordenanza del banco de tierras municipal que refuerce la seguridad jurídica y confianza en la cesión de parcelas de un propietario a un productor y la puesta en marcha del Parc Agrari para poner en valor campos actualmente abandonados. También ha señalado el interés del Ayuntamiento en potenciar los servicios municipales de agricultura, en firmar convenios con Ampas y empresas gestoras de comedores escolares para promocionar el consumo de producto local, y la puesta en marcha de nuevas medidas que incentiven canales cortos de comercialización y la soberanía alimentaria.

La reactivación de las políticas agrarias es uno de los ejes del Plan Castellón en Verde que ha diseñado la Concejalía para ayudar a la economía municipal. Contempla también ayudas para nuevos productores, una mejora de la Guarderia Rural y creación de un obrador compartido público para transformación de producción municipal y de una huerta experimental.

Deja un comentario