No a la Telemedicina

Los médicos deberían tener todos los mismos criterios. Explorar, escuchar, verle la garganta, palpar, meterle los dedos y un largo etc.… me refiero a los médicos de familia. Los centros de salud no pueden estar cerrados. Algunos funcionan de forma super, por sus profesionales, porque tienen vocación y motivación. Algunos aprovechan esta situación del Covid para hacer Telemedicina. Los políticos corruptos se han cargado la sanidad pública.

 Hay dinero para tener sanidad pública para todos, para mas y para todos los emigrantes. La sanidad publica funciona. Lo que pasa que hay muchos jefes enchufados y como digo aprovechan esta situación para no hacer lo que tienen que hacer. Así que aquí en la España de “la mejor sanidad del mundo” si tienes dolor en el riñón te atienden por teléfono o incluso te derivan a una página web. Finalmente parece que lo han conseguido: privatizar la sanidad. Seguro que, a ellos, a los diputados me refiero si les duele el estómago o el riñón no los atienden por teléfono. Con el rollito de la pandemia han justificado el cierre a cal y canto de centros de salud y el cúrate tu solito.

 Debemos de des idiotizarnos pronto de lo contrario estos engaños van a seguir y seguir.  A lo mejor es que los gobiernos quieren que nos muramos rápido. Yo me pregunto que que pasa con la atención primaria. Vaya como nos la han metido.  ¿Qué pasa que ya no existen, se terminaron todas las dolencias y enfermedades, solo el Covid ¿

Puede que me equivoque y que en este país estemos dotados de unos profesionales de una inteligencia superior que te dan la receta sin verte o que tiene poderes y te diagnostican sin explorarte. En otros centros cuando llamas te dicen que marques 1 y después que marques el 2, bueno toda una lotería, una auténtica tomadura de pelo. Al frente del batallón de este país solo hay inútiles.

Esos son los que tenemos que derribar, cambiar, unirnos todos para que no nos sigan quitando lo que por derecho es nuestro y dejarse de tanto ir a bares a hablar y a quejarse.

Jesús Antonio Fernández Olmedo

Deja un comentario