No podrá haber perros sueltos en el Paisaje Protegido de la Desembocadura del río Mijares

El Consorcio gestor del Paisaje Protegido de la Desembocadura del río Mijares recuerda la prohibición de llevar perros sueltos

Los animales de compañía deberán ir sujetos con correa o similar para evitar accidentes y molestias a otros visitantes o a la fauna
El Consorcio gestor del Paisaje Protegido de la Desembocadura del río Mijares gestionado por los ayuntamientos de Almassora, Burriana, Vila-real, la Diputación de Castellón y la Generalitat Valenciana advierte de la prohibición de pasear con perros sueltos por los diversos lugares transitables del paisaje fluvial como son la ruta botánica, la ruta del agua, la ruta verde, el Termet de Vila-real, el paraje de Santa Quiteria de Almassora, el camino junto al río Solades, las lagunas artificiales, la zona de Carnicers de Burriana, el paso de la Cosa entre Burriana y Almassora, la zona de los Alters y la playa de las Goles. Durante los últimos meses ha aumentado el número de propietarios de perros que optan por pasear con su mascota por las diferentes rutas que existen en el Paisaje Protegido de la Desembocadura del río Mijares. El Plan Rector de Uso y Gestión del Paisaje Protegido de la Desembocadura del río Mijares indica claramente en las normas de uso público que los animales de compañía deberán ir atados con correa o cualquier otro elemento similar para evitar accidentes y molestias a la fauna y a otros visitantes. Asimismo, los perros calificados como peligrosos deberán ir provistos de bozal con la misma finalidad. Recientemente el Servicio de Guardería Rural del Consorcio río Mijares recibió una llamada que advertía de la presencia de un perro suelto de raza peligrosa que estaba molestando a varios usuarios del paraje. El guarda localizó al propietario para que lo atara y le advirtió de sanción si volvía a pasar. También hace poco más de una semana otro guarda rural localizó dos perros sueltos por los Alters molestando a los usuarios de la zona. Cabe recordar que el pasado mes de abril un vecino de Vila-real estuvo a punto de perder la vida mientras corría por el camino Solades que transita a orillas del río en el término de Vila-real, entre la depuradora y el puente de la CV-18 que atraviesa el Mijares, por el ataque de dos perros peligrosos que iban paseando sueltos con sus propietarios y sin bozal. La actuación de dos runners que le hicieron un torniquete le salvaron la vida. Los propietarios de los perros sueltos fueron denunciados ante la Policía Nacional de Vila-real. El Servicio de guardería rural del Consorcio río Mijares estudió los hechos para dejar constancia del ataque.
Las mascotas deben ir siempre sujetas
El Paisaje Protegido de la Desembocadura del río Mijares es frecuentado a diario por decenas de caminantes, deportistas, familias, colonias y campamentos con niños y niñas, ornitólogos y otros visitantes que a veces se han encontrado de cara con perros sueltos, algunos de ellos de razas peligrosas. Los animales suelen causar sustos importantes entre los usuarios. Los propietarios se han de responsabilizar de llevarlos atados para evitar ser sancionados. La presencia de perros en el paraje en aquellos lugares destinados a la práctica del senderismo o el paseo está permitida siempre que los propietarios tengan cuidado de llevarlos atados. El Servicio de Guardería rural del Consorcio río Mijares es muy estricto en el cumplimiento de esta medida especialmente después del ataque al runner de Vila-real que estuvo a punto de perder la vida por el ataque de dos perros sueltos.