Notas para un acta ( 1 )

Con la venia: En la Taberna del Jabalí Difunto, cuatro aspirantes a centenarios lamentamos una crusesita que sufren nuestras espaldas. Acordamos hablar seriamente sobre el asunto.

 

Asistimos; Dionysos Orgiástico, Medusa Menor, Hermes Alípede y Pandora Primadonna. Hay quorum deliberatorio. También paridad. Toda la membresía está polidivorciada, jubilada, y vistosa, según los extratuttos.

Queda por tanto constituido el Cónclave Ordinario. Hay un punto único en el orden del día; la dificultad que tenemos de encontrar pareja en La Red.

Modera Pandora por tronío. Hermes, exfuncionario, levantará acta. Elige bebidas Medusa, tan fina ella. Paga Dionysos, peloso por casa.

Abre la sesión Pandora exponiendo que ya solo buscamos compañía sin pertenencia, complicidad leal, suavidad hasta en los enfados, abracicos consoladores, cuidados sin agobios, cariño sin cursilería. Cabeceos de asentimiento a sus palabras.

Ítem más señala, que a nuestra edad no vamos a corretear locales de moda en procura de compañía. Aduce tres razones.

Prima; porque ya hicimos bastante el tonto en nuestra juventud de patillas largas, melenas cardadas, liváis prietos, hombreras krisler. Caritas de yónomacuérdodeso.

Secundam; en los garitos, la música antaño interesante se ha reducido al chacatuca diyeijero o, lo que es mucho maspiór, al zafio reggetón vocingloso, con lo que las conversas no tienen el nivel mínimo de audición exigible, ni así que tengas tarjeta platino en Gaes. Dionysos se rasca una oreja, mirando al techo.

Tertia; las copas suelen ser tan malas y/o caras como siempre y, pensionistas avezados que somos, no estamos por el dispendio. Asentimos todos.

Concluye Pandora que no tenemos más remedio que recurrir a las Páginas Buscaparejas, con sus tan distintos, tan iguales, niveles. Nos exhorta a compartir saberes para hallar soluciones. Declara abierto el debate.

De inmediato Medusa apunta que, para su horror, la brutal cantidad de información de que se dispone ahora le da muchos más problemas que alegrías, porque es un currazo triar, y consume horas, y hay más cosas que hacer, y el tiempo corre, y ya no estamos para perderlo, y…

La interrumpe Pandora, que cede la palabra a Hermes. El viejo mozo, tan crítico como siempre, nos pregunta si no estaremos buscando cometer el mismo error con personas y medios distintos.

Pandora y Medusa aseguran ipso facto su bondad de intenciones. Retruca el Alípede que con nuestra estadística de divorcios, separaciones, yásiésos y ahítequédas, su duda es razonable y la mantiene.

Interviene Dionysos, para admitir que unas expectativas tan altas como las que presentó Pandora en su primer párrafo… pues chocan un poquito con nuestras ejecutorias. Agradece Hermes por alusiones. Bufa Medusa.

Primadonna, muy en conductora, recoge la prenda pero pospone de momento su lavado. Aprovechando que hay ganas de airear los casos particulares, decide pedir otra ronda, hacer un descansito y, ya rehidratados, reiniciar la sesión presentando los memoriales de agravios. Se aprueba por aclamación. Algunos afilan ya sus Samsung, por el lado de mensajería. Llegan las copas nuevas.

Entramos en receso.

Buenas tardes.

B.S.R.
En el Yutús.
Pieza: Quinta Sinfonía / Mambo número 5.
Autores: Beethoven / Pérez Prado.
A cargo de: Voces para la Paz.
Dirige: Rafael Sanz Espert.

Manolodíaz.