Nuevas paradas y plataformas del ‘bus Groguet’ de Vila-real

Nuevas paradas y plataformas del ‘bus Groguet’ de Vila-real

Vila-real es una de los pocas ciudades que ofrece un transporte público gratuito.

 

El transporte urbano gratuito de Vila-real (Castellón), conocido como «bus Groguet,» ha completado una nueva fase de mejoras con la instalación de modernas marquesinas y plataformas que mejoran la seguridad, accesibilidad y calidad del servicio.

El departamento de Movilidad ha supervisado la colocación de diez nuevas marquesinas homologadas y otras diez plataformas en diversas paradas del área urbana. Esto representa un paso importante en la implementación de mejoras en el servicio y, sobre todo, un avance significativo en la seguridad y comodidad de los usuarios del autobús urbano, según el concejal a cargo del área, Emilio M. Obiol.

La ubicación de estas nuevas marquesinas y plataformas se ha determinado considerando la afluencia de usuarios y buscando mejorar las instalaciones en puntos periféricos para promover el uso del autobús urbano. Este servicio, que es completamente gratuito, se estableció como una prueba piloto en 2018 y desde entonces se ha convertido en un elemento fundamental del transporte público en la ciudad. La cifra de usuarios continúa en aumento, y en lo que va de 2023, ya se ha alcanzado prácticamente la cantidad de usuarios de todo 2022, con cerca de 170.000 pasajeros al año.

Emilio M. Obiol destaca que el «bus Groguet» es un ejemplo del compromiso del equipo de gobierno con la movilidad sostenible y es uno de los pocos municipios que ofrece un transporte público gratuito. El servicio se moderniza aún más con estas mejoras, y una de las novedades más destacadas de este año ha sido la incorporación de una nueva flota de autobuses, que ofrecen una imagen moderna y avanzada, al tiempo que reducen significativamente las emisiones sonoras y la contaminación del aire gracias al uso de Gas Natural Comprimido (GNC).

Relacionados  Autobús especial para 'Paellas de Benicàssim 2024'

Por su parte, las plataformas mejoran la accesibilidad del servicio, y las nuevas marquesinas ofrecen una imagen actualizada y todas las comodidades necesarias para la espera de los autobuses y la información del servicio. A medio plazo, las marquesinas contarán con pantallas de seguimiento de las expediciones en tiempo real, una característica que los usuarios ya pueden seguir a través de la aplicación del servicio de autobús urbano de Vila-real.

Además, desde el departamento de Movilidad explican que las antiguas marquesinas que se han retirado se reubicarán en otras paradas después de un proceso de adaptación, con el objetivo de reutilizar estas estructuras y aprovechar al máximo los recursos disponibles.