¡Ojalá Trump no diezme a su pueblo!

No nos diezmó Napoleón, por citar una invasión reciente, -¿Abascal, patriota, estarás de acuerdo?-. No nos diezmará el actual personajillo a la cabeza de la superpotencia en su ocaso -¿Abascal, patriota, estarás de acuerdo?-. Como le ha respondido valientemente nuestra ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, “con humildad, pero sin complejos, debo decir que no es hora de dar lecciones ni de recibirlas” -¿Abascal, patriota, estarás de acuerdo?- y ha añadido el antiguo y sabio dicho popular: “Es fácil ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio” -¿Abascal, patriota, estarás de acuerdo?

Donald Trump, presidente de Estados Unidos -la única superpotencia realmente existente en el mundo-, se ha permitido -con la soberbia de los poderosos que no saben lo cerca que están del abismo- atacar a nuestro pueblo y a nuestro país -¿Abascal, patriota, estarás de acuerdo?- llegando a declarar despectiva y públicamente que la población de España está siendo diezmada por el virus -¿Abascal, patriota, estarás de acuerdo, o quieres más féretros como te manda la voz de tu amo?- jugando letalmente con una expresión de salvaje invasor.

Trump aprovechó siniestramente para “justificar” su decisión de no reabrir las rutas aéreas con Europa, y alegrándose de que Italia y España sufran las muertes del coronavirus, con gélidas palabras mortuorias, “no diría que a Italia le esté yendo muy bien en estos momentos, no diría que a España le esté yendo muy bien en estos momentos”. ¿Abascal, patriota, estarás de acuerdo, o quieres más féretros como te manda la voz de tu amo?

¡Trump, mortal vocero del imperio en su ocaso, completo ignorante de la prolongada historia del pueblo de España, un pueblo de raíces profundas, fundido con una viejísima sustancia que ha atravesado siglos de historia y ha derrotado, tarde o temprano, a todos los invasores con su lucha intraducible -la guerrilla-, ¡ay, Trump!. derrotaremos al coronavirus, reconstruiremos nuestra economía, reindustrializaremos toda España incluida la España vaciada, redistribuiremos la riqueza y nos enfrentaremos a todo aquel extranjero que nos quiera mantener dominados! ¿Abascal, patriota, estarás de acuerdo, o quieres más féretros como te manda la voz de tu amo?

¡Ojalá Trump no diezme ni a su pueblo ni a otros pueblos del mundo!

Deja un comentario