Lo que hace falta es Cojones

Hay que pelear para cambiar las cosas, hay que luchar. Si no tienes dinero pues agrúpate con amigos, asóciate, únete, organízate, bueno , podría haber múltiples formas de moverse. Ya está bien de tanto hablar por detrás, a escondidas en los bares, bueno en muchos sitios los bares están cerrados, murmurando , mirando al otro con el ojo blanco , como si el enemigo fuera el que pasea por la calle o el vecino o el que viene a comprar el pan.

Ya está bien de tanta pereza social , donde mucha gente joven sale por la tarde noche de las casas para ir a comprar una pizza , mirar una y mil veces más en el día el móvil y darle una vuelta al perro.
Ya está bien de tanta energía parada, estacionada , inerte.
¿ Cuánto tiempo más esperan estar así ?
Esto es como un país inútil, de gente incapaz de nada.
Las cosas que son injustas como hoy tenemos a miles a millones de ellas solo cambian si nosotros vamos con la no violencia , una y otra vez.
Y no pasa nada, no te van a comer.
Pero si estamos en democracia, no van a venir a tu casa a llevarte como pasaba antes.
Y tener dignidad, a los mayores ya no se les puede pedir nada, pero a los jóvenes no se lo que esperan. ¿ Dónde están sus objetivos ?
Y las inquietudes , porque que el mundo vaya bien depende de la unión de todos y no solo de que le vaya bien a uno sólo.
La felicidad depende de la felicidad de todos y sino la felicidad desaparece.
Hay mucho chulo de pacotilla pero sin cojones.
Para producir un cambio importante es necesario estar ahí durante mucho tiempo y no sólo un día o dos o tres saliendo a las calles a protestar.
El cambio es posible pero hace falta paciencia, sacrificio, tiempo y por supuesto cojones. De lo contrario es algo solo declamativo y los que ostentan el poder se reirán entre bastidores de nosotros como lo hacen ahora.
Nada más por hoy, solo quería dar una serie de toques ante lo que veo todos los días.
Muchas gracias.

Deja un comentario