Parte de la herencia intestada de Josefa Martell llega a 10 entidades benéficas de Castellón

Tal como acordó la Junta Distribuidora de la herencia intestada de Josefa Martell Farcha, dos tercios se han distribuido entre las asociaciones y una tercera parte a la Generalitat Valenciana.

 

La Generalitat ha procedido a abonar más de treinta años después un total de 671.452,32 euros a diez organizaciones sociales y benéficas por la herencia intestada de Josefa Martell-Farcha, que murió en mil novecientos ochenta y ocho sin herederos y sin haber efectuado testamento, por lo que la Generalitat se encargó de exactamente la misma.

Por fin hoy es un día de normalidad en el que ha triunfado el sentido común, pese a que a lo largo de bastante tiempo parece que ha sido algo inusual. No era razonable que la herencia de una vecina de Castellón no recayera en los vecinos y vecinas de la localidad y por eso el compromiso tanto del President de la Generalitat como de la primera edila de Castellón de trabajar a fin de que los recursos de Josefa Martell-Farcha estuvieran dedicados a las asociaciones y ONG locales que trabajan por prosperar la vida de los castellonenses.

Conforme ha apuntado el conseller de Hacienda y Modelo Económico, Arcadi España.

Así se ha manifestado Arcadi España a lo largo del encuentro que ha mantenido con representantes de las asociaciones locales y provinciales favorecidas y al que asimismo ha asistido la primera edila de Castelló de la Plana, Amparo Marco; el presidente de la Diputación de Castellón, José Martí; y la directora general del Sector Público y Patrimonio, Isa Castelló.

A lo largo del encuentro, Arcadi España ha detallado que, una vez que la Dirección General de Patrimonio ha procedido a depurar y efectuar todas y cada una de las operaciones patrimoniales pertinentes, los recursos líquidos a repartir entre las asociaciones benéficas y la Generalitat ascienden a un total de 1.007.178,42 euros, de los que, tal como acordó la Junta Distribuidora de la herencia intestada de Josefa Martell Farcha, dos tercios se han distribuido entre las asociaciones y una tercera parte a la Generalitat Valenciana.

El conseller de Hacienda ha agradecido singularmente a la primera edila de Castelló, «el empeño del Ayuntamiento para pelear a fin de que el legado de Josefa Martell se quedara en la localidad que la vio nacer y vivir y recayera en sus vecinos y vecinas», como la «sensibilidad» mostrada por la Generalitat «siendo consciente de que el patrimonio que pertenece a Castellón debía quedarse en Castellón«.

Soy consciente de que este ha sido un proceso largo de lucha, de paciencia y de persistencia que jamás debería haberse prolongado tanto en el tiempo, mas por fin tras 3 décadas los colectivos sociales de la urbe y de la provincia ya cuentan con los recursos precisos para proseguir mejorando la vida de la ciudadanía y ofertando ayuda a decenas de familias.

Ha indicado Arcadi España.

«Las cosas no pasan por casualidad y el reparto por fin de la herencia de Martell-Farcha es el ejemplo claro de la voluntad de dos administraciones que han querido revertir las incomprensibles resoluciones del pasado y devolver a la urbe y a la provincia unos recursos que les tocan, por el hecho de que este es un Consell arraigado en su territorio que defiende que lo que es de Castellón debe quedarse en Castellón», ha concluido el conseller de Hacienda.

Por su lado, la primera edila de Castelló, Amparo Marco, ha puesto en valor el día de hoy,

Un día de justicia social, en el que el legado de Josefa Martell retorna a Castelló con fines sociales tras treinta y cuatro años de su fallecimiento y que el Consistorio de Castelló llegase hasta el Tribunal Supremo a fin de que la herencia Martell se repartiese entre las organizaciones de bienestar social de Castelló. La herencia Martell servirá de inyección económica a las organizaciones que más lo precisan en un instante como el presente y dejará impulsar obras y servicios ligados a la calidad de vida y al bienestar de la ciudadanía.

Ha concretado Marco.

El presidente de la Diputación, José Martí, ha felicitado hoy a todas y cada una de las instituciones y personas que han hecho posible el reparto de la herencia de Josefa Martell entre asociaciones de la sociedad civil de Castellón.

Martí ha subrayado,

Pese a que el reparto se genera treinta y cuatro años tras su fallecimiento,nunca es tarde si la dicha es buena, y la dicha es buena pues los recursos se reparten entre colectivos de la sociedad civil que hacen labores que repercuten en beneficio del conjunto de la sociedad.

Ha concluido.

HERENCIA

La Generalitat se transformó en heredera de Josefa Martell Farcha en mil novecientos noventa y uno tras su fallecimiento en mil novecientos ochenta y ocho sin testamento y herederos; el treinta y uno de mayo de mil novecientos noventa y uno se declaró a la Generalitat como única heredera de los recursos de la autora, en razón del artículo cuarenta y tres de la Ley 14/2003, de diez de abril, de Patrimonio, de la Generalitat Valenciana.

En su día el Consistorio de Castelló interpuso recurso de casación contra el destino de los recursos procedentes del caudal hereditario. La Sentencia del Tribunal Supremo 7633/2002 estimó sus intenciones y estableció que la normativa aplicable para el reparto es el artículo 956 del Código Civil -hoy día derogado- y el Decreto 2091/1971 del Ministerio de Hacienda y que, por lo tanto, a la Generalitat solo le correspondía una tercera parte del caudal, correspondiendo 2/3 a entidades de campo provincial y municipal.

La herencia estaba formada por treinta y dos inmuebles rústicos y urbanos, recursos líquidos y acciones del Banco de Valencia que ascendían a un total de cuatro con siete millones de euros. El presente Consell, tras haberse permutado por la parte del precedente gobierno distintas parcelas y solares fuera de la provincia, procedió a regular el conjunto de las parcelas libres y a su subasta.

Concretamente, en el dominio provincial y a aquellas entidades que tienen representación tanto provincial como municipal se ha abonado cuarenta y siete mil novecientos sesenta euros a la Associació Col·lectiu Unió d’Integració al Minusvàlid de Vila-real (ACUDIM); ochenta y cinco mil doscientos sesenta y tres euros a AFA Castellón; ochenta y cinco mil doscientos sesenta y tres con setenta y ocho euros a la Asociación de Familiares para los Derechos de las Personas con Enfermedad Mental (AFDEM); cuarenta y siete mil novecientos sesenta y ocho euros a la Asociación valenciana contra la Fibrosis Quística; ochenta y cinco mil doscientos sesenta y tres con setenta y ocho euros a la Asociación-Fundación de Daño Cerebral Adquirido ATENEU; ochenta y cinco mil doscientos sesenta y tres con setenta y ocho euros a Cáritas; y ochenta y cinco mil doscientos sesenta y tres con setenta y ocho euros a la Federación Provincial de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de Castellón (COCEMFE) y a la Asociación de atención de familiares de personas con problemas de conductas adictivas (AVANT).

Por su lado, las organizaciones solamente municipales como AFANIAS, la Fundación DASYC o la Asociación Síndrome de Down han recibido una cantidad de 37.302,9 euros cada una de ellas.