Pepe Gotera y Otilio

La capacidad de sorpresa de la que uno dispone parece inagotable

Es, permítanme la expresión, curioso que la autodestrucción que hace ya muchos meses inició el PP permita a las huestes de Pablo Casado votar en Euskadi a favor de que Bildu presida la Comisión de Derechos Humanos en las Juntas Generales, algo así como nombrar a Adolf Hitler Ministro para la defensa de asuntos judíos. El suicidio del PP en la Comunidad Vasca se inició ya hace años cuando el partido azul prescindió de la flor y nata de sus políticos vascos, comprometidos con la lucha antiterrorista y con España, para dejar paso a personajes “descafeinados” que han llevado al PP a las cotas más bajas de su historia en lo referente a resultados electorales.

Ahora ya no se puede ser feminista si no eres socialista. La Ministro Carmen Calvo ha afirmado sin rubor que “el feminismo se lo ha currado el socialismo y que, por lo tanto, no es de todas”. Va a haber que empezar a revisar el agua que reparten en los consejos de ministros porque entre esta moza y Marlaska están batiendo todos los récords de tonterías por minuto.

Parece que a Ciudadanos se le ha pasado la tontería, al menos parece que han aprendido a sumar y se han dado cuenta de que sin VOX no puede haber gobiernos conservadores, al menos  en Andalucía, Murcia y Madrid. Les ha costado pero nunca es tarde para pasar de “parvulitos” a otro nivel algo más alto.

“Iluminado II” Sánchez sigue haciendo la guerra por su cuenta. No me gustaría estar en su pellejo. Sabe que sin la extrema izquierda comunista, los proetarras y los separatistas no tiene fácil seguir siendo el inquilino de Moncloa pero también sabe, es un superviviente nato, que tras la sentencia condenatoria de los golpistas catalanes necesitará al PP y Ciudadanos para aplicar, y esta vez en serio, el 155 en Cataluña, para esa labor no puede contar con el de la coleta que está con ellos.

A nivel local, Begoña Carrasco ha afirmado este fin de semana que “echamos en falta una apuesta real y comprometida con el turismo en Castellón”. Con todos mis respetos Begoña, nunca, ni con ustedes ni con el PSOE, ha habido en esta ciudad y en esta provincia el más mínimo proyecto turístico. Más bien, diría yo, se han cargado el turismo con políticas absurdas y por la total falta de iniciativas. Los empresarios de hostelería subsisten gracias a su dedicación, profesionalidad e imaginación, si fuera por el trabajo realizado desde las instituciones ya no quedaba un solo hotel abierto en la provincia. Ni tan siquiera han sido capaces de eliminar los mosquitos a pesar de prometerlo cada año.

No hablemos de la sanidad, de la limpieza o de las carreteras, por poner solo tres ejemplos del caos que nos rodea. Pero no hay problema, mientras contemos con la cortina de humo de la perspectiva de género y la participación ciudadana, y sigamos repartiendo generosas subvenciones, aquí paz y después gloria.

La chapuza se ha impuesto como única herramienta posible para mantener sillones y controlar el futuro, y los políticos están dispuestos a vestirse de Pepe Gotera y Otilio con tal de no ceder un solo metro de poder al enemigo.

Deja un comentario