PGOU – Carrasco: “No hemos querido ser cómplices de este atraco a la ciudadanía”

“El mismo día que el pleno extraordinario aprueba la composición de las mesas electorales, el gobierno de PSOE y Compromís aprueba ‘in extremis’, en los minutos de descuento su Plan General, desestimando las más de 1000 alegaciones presentadas, con las prisas de que en 20 días son las elecciones municipales”, señala la portavoz del grupo municipal Popular, Begoña Carrasco

Carrasco ha explicado que su grupo no ha querido participar en la votación de un modelo de ciudad, elaborado de espaldas a la ciudadanía, “que hipoteca el futuro de los castellonenses”

🛑No al PGOU

🛑 El Grupo Popular no será cómplice del atraco que PSOE, Compromís y Castelló en Moviment ha perpetrado hoy, aprobando el que será el modelo de ciudad de los próximos 20 años en el tiempo de descuento de la legislatura, a tres semanas de las elecciones municipales y sobre todo de espaldas a los castellonenses. No en nuestro nombre. La reacción de los vecinos presentes y sus gritos de impotencia hablan por sí solos.

Publicada por Begoña Carrasco García en Martes, 30 de abril de 2019

El Grupo Municipal Popular ha decidido hoy no ser cómplice del atraco a la ciudad de Castellón –que ha llevado a cabo el gobierno de PSOE, Compromís con el apoyo de Castellló en Moviment-Podemos-, con la aprobación de un Plan General, de espaldas a la ciudadanía y contra el que se prevén acciones judiciales.

En este sentido, la portavoz de los populares y candidata a la alcaldía por Castellón, Begoña Carrasco, ha explicado que el orden del día del pleno extraordinario era muy gráfico. “El mismo día que se aprueba la composición de las mesas electorales, el gobierno de PSOE y Compromís aprueba ‘in extremis’ -en los minutos de descuento, porque ya no le quedan más plenos ordinarios en la legislatura-, su Plan General, desestimando las más de 1000  alegaciones sin notificárselo a los vecinos, y todo por las prisas de que en 20 días son las elecciones municipales”, señala.

Carrasco se ha comprometido a hacer modificaciones del Plan General si el Partido Popular llega a gobernar, aceptando alegaciones que sean sustanciales para revertir un modelo  urbanístico que hipoteca el futuro desarrollo de la ciudad y lastra las oportunidades de crear empleo. “Castellón necesita un planeamiento urbanístico que proteja el patrimonio, como piden los vecinos de Crémor y dé solución a los problemas de la marjalería, mediante la redacción de un plan especial adaptado a la nueva realidad”, ha avanzado.

El Plan General que ha sido aprobado sin los votos de la oposición (PP y Ciudadanos) triplica el suelo protegido en detrimento del suelo urbanizable industrial y logístico, que queda reducido en un 70%. “Este es un modelo , que según las voces expertas en urbanismo lastra las oportunidades, las inversiones y el empleo al impedir que nuevas empresas puedan asentarse en nuestro término municipal. Además va en contra de los intereses de las asociaciones vecinales a quienes se les dio la oportunidad de participar pero sus propuestas no han sido tenidas en cuentas, como han demostrado hoy los representantes de Crémor y Marjalería que han asistido al Pleno para manifestar su profundo malestar y desacuerdo, al no ser atendidas sus alegaciones”, recuerda Carrasco.

En el momento de la votación toda la oposición en bloque ha optado por abandonar la sala. Los populares no han querido ser partícipes de un acuerdo que deja a Castellón en clara desventaja frente a otras grandes capitales. En los soportales el Ayuntamiento Carrasco ha atendido a los medios de comunicación explicando que desde su grupo abogan por la necesidad de aprobar un Plan General de futuro para Castellón, un planeamiento urbanístico para los próximos 20 años, consensuado con el tejido social castellonense y con expertos en la materia que han advertido hasta la saciedad del freno que va a suponer el recién aprobado Plan General para la economía y el progreso de la ciudad.

Para Carrasco, el pleno extraordinario que  PSOE y Compromís se han sacado de la manga para aprobar, en precampaña electoral, su planeamiento urbanístico, de espaldas a la ciudadanía, sólo tiene de extraordinario  la irresponsabilidad de un gobierno que acaba de hipotecar el futuro de los castellonenses, lastrando la creación de riqueza y empleo.

La apuesta del Partido Popular en materia económica y de competitividad pasa por la aprobación de un Plan General del siglo XXI, que sitúe a Castellón en centro de inversión, que sea poto de atracción para nuevas empresas que a su vez ofrezcan oportunidades de progreso, con la creación de empleo estable y de calidad, en el marco de una importante actividad económica para la ciudad.

Deja un comentario