Plan de autoconsumo de fotovoltaicas en las edificaciones de Castellón

Un servicio contratado por Transición Ecológica va a estudiar los próximos meses el potencial de las cubiertas de la urbe.

 

La Concejalía de Transición Ecológica del Municipio de Castelló ha contratado un nuevo servicio que se encargará en los próximos meses de desarrollar un Mapa Solar del término de Castelló que informe del potencial de las cubiertas para la instalación de placas fotovoltaicas y apresurar el autoconsumo en las edificaciones de la urbe. El proyecto contempla el impulso de un Plan Municipal de Autoconsumo y empujar para la puesta en marcha de comunidades energéticas locales, figura que deja consumos compartidos cerca de instalaciones de fotovoltaicas a pequeñas y medianas empresas y residencias.

La crisis climática y la inflación por la invasión de Ucrania ponen de manifiesto la necesidad de apresurar la transición energética para reducir la factura de la luz y la pobreza energética y reducir el impacto ambiental. Con este trabajo deseamos tener un diagnóstico para fomentar un Plan de Autoconsumo Municipal que adapte a Castelló a los desafíos de la transición ecológica y el cambio climático.

Así lo ha señalado el concejal de Transición Ecológica, Fernando Navarro, que ha destacado que esta propuesta se enmarca en la estrategia del Pacto de Alcaldes por el Tiempo y la Energía, que tiene el compromiso de reducir en un cincuenta y cinco por ciento las emisiones de CO2 en el horizonte dos mil treinta.

La Concejalía de Transición Ecológica ha adjudicado el servicio, con un presupuesto de dieciocho mil euros, a ImpactE, una firma experta en la transición energética que ha cooperado con la Generalitat o municipios como los de València, Barcelona, Catarroja, Paiporta o Picassent.

La iniciativa realizará el próximo trimestre estudios técnicos sobre el potencial fotovoltaico de toda la urbe, examinando cada uno de los inmuebles y de forma sectorizada, por distritos y áreas productivas. Desde esta información, se va a diseñar una estrategia de autoconsumo municipal para aprovisionar a todos las construcciones públicas de energía solar fotovoltaica y lograr los objetivos planteados de la manera más eficaz, sustentable y con la mayor cobertura.

Además de esto, se realizará un mapa solar interactivo, de acceso para toda la ciudadanía, en el que se va a poder preguntar el potencial fotovoltaico de cada inmueble de la urbe.

Entre las primordiales acciones del nuevo plan municipal, está el desarrollo de instalaciones de energía solar fotovoltaica que dejen aprovisionar al conjunto de las construcciones públicas de la urbe. El proyecto contempla, asimismo, el impulso de futuras comunidades energéticas abiertas a la participación de pequeñas y medianas empresas y hogares.

El plan municipal de autoconsumo de energía fotovoltaica busca producir impactos positivos directos en términos económicos, con una esencial reducción del gasto anual, en un instante en el que el coste de la energía está en máximos históricos; medioambientales, puesto que se trata de fuentes renovables y de cercanía, y sociales, por una parte, liberando recursos públicos que pueden destinarse a otros programas y acciones en beneficio de la población y, por otro, facilitando el acceso a energía más accesible a familias en situación o peligro de pobreza energética.