Policía Nacional y Policía Local de Castellón disuelven una fiesta ilegal en una nave industrial en Castellón de la Plana

 Con la colaboración de Policía Local de Castellón, se identifico y sancionó a una veintena de jóvenes que participaban en la reunión, infringiendo las medidas impuestas en el Estado de Alarma
  • Una de las asistentes, fue detenida como presunta autora de un delito de resistencia y desobediencia

 

                             Agentes de la Policía Nacional en colaboración con Policía Local de Castellón, interrumpen y desalojan una fiesta ilegal en una nave industrial en la carretera de Borriol. En la fiesta participaban cerca de una veintena de personas, que han sido propuestas para sanción, y una joven de 21 años de edad, fue detenida por un delito de resistencia y desobediencia.

Sobre las dos de la madrugada, agentes de la Policía Nacional localizaban una posible fiesta ilegal en la carretera Borriol con Quadra Borriolench, cerca al antiguo matadero. Dado el elevado número de personas que se pensaba que se encontraban en el interior, acuden en apoyo agentes de la Policía Local de Castellón.

Al entrar, los policías encontraron a los jóvenes, de fiesta, consumiendo bebidas alcohólicas y sin observar ninguna medida de seguridad, fueron identificadas 18 personas y se realizaron actas de propuesta de sanción a todas ellas, por incumplimiento de las medidas, impuestas por el Estado de Alarma, motivado por la actual situación Sanitaria, con restricciones de movilidad y reunión.

Una de las jóvenes que se encontraba en la fiesta, fue detenida por un delito de resistencia y desobediencia, tras negarse reiteradamente a abandonar el lugar, pese a ser instada a ello por los policías que le pedían que se marchara a su casa, que no podía permanecer en la calle a esas horas, por lo que fue trasladada a dependencias policiales.

Los agentes de Policía Local  ubicaron patrullas de atestados  en los lugares de salida de la fiesta, ya que los asistentes, que muchos de ellos habían consumido alcohol, pese a las advertencias, decidieron coger el coche. Se hizo una denuncia por alcoholemia y otra a un joven por conducir no teniendo las capacidades  para hacerlo, ya que llevaba un brazo escayolado,

Actualmente, dada la situación epidemiológica, la Policía Nacional y la Policía Local de Castellón, vigilan especialmente zonas rurales, industriales y viviendas que por ubicación, pueden ser utilizadas para este tipo de eventos.

Deja un comentario