Precios justos con producción de cercanía y de temporada en la Fira de la Taronja 2022 de Castellón

Los y las participantes venden cítricos en cualquiera de sus variedades, así sean naranjas, mandarinas, limones o pomelos, fruta de calidad y recogida de forma directa de los árboles de sus huertos.

 

La Concejalía de Transición Ecológica del Municipio de Castelló comienza este domingo dieciséis de octubre en la plaza Fadrell la décimo cuarta edición de la Fira de la Taronja de Castelló, el mercado de venta directa que fomenta para ayudar a los productores de cítricos del término municipal con costes justos, producir canales cortos de comercialización e impulsar un consumo de temporada, cercanía y saludable entre la ciudadanía.

En este ejercicio incluimos como novedad en la organización de la Fira un calendario de variedades para fortalecer el conocimiento de los matices de nuestros productos y promover la relevancia que tiene el consumo de cítricos de temporada.

Así lo ha señalado el edil de Transición Ecológica, Fernando Navarro, quien ha subrayado que la venta directa es una opción alternativa para progresar la rentabilidad del ámbito agroalimentario y reducir la huella ecológica a través del consumo local.

La Fira se desarrollará desde el dieciséis de octubre de dos mil veintidós al veintiocho de mayo de dos mil veintitrés en la plaza Fadrell, desde las nueve a las catorce horas. La idea esencial de la Fira es administrar al campo local la posibilidad de ofrecer, directamente y sin mediadores sus productos, con costos justos, como estimular el consumo de cercanía entre la población.

La comercialización de las diferentes variedades proseguirá el calendario de recolección publicado por el Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias.

Los vendedores y las vendedoras ofrecen cítricos en cualquiera de sus variedades, así sean naranjas, mandarinas, limones o pomelos, fruta de calidad y recogida de forma directa de los árboles de sus huertos.

Las variedades de cítricos se ofrecen conforme temporada, como marisol -octubre y noviembre-, clemenules -noviembre y diciembre-, navel -diciembre, enero, febrero, marzo y abril-, hernandina -enero, febrero y marzo-, navel late -enero, febrero, marzo y abril-, sanguina -febrero- y limones -a lo largo de toda la Fira.

En la edición de dos mil veintiuno-dos mil veintidós se festejó a lo largo de treinta domingos en frente de los diecinueve del año precedente, lo que supuso un aumento de un cincuenta y siete por ciento.