Preocupación vecinal por el campanario de El Toro

Los vecinos de El Toro afrontan unas obras para la conservación del templo de Nª. Sra. de los Ángeles con temor de que su patrimonio histórico-religioso no se renueve adecuadamente y luzca como en poblaciones colindantes.

Mientras en que Barracas los vanos o huecos del campanario lucen con esplendor el conjunto de campanas de la torre,   El Toro ha sufrido durante décadas el cerramiento con mampostería de ladrillo que ha estropeado y afeado el conjunto arquitectónico del templo parroquial.

Esa “chapuza”, nombre con la que varios colectivos locales la han bautizado, estaba en el punto de mira desde hace años hasta que en las obras promovidas por el Obispado de Segorbe-Castellón el pasado marzo devolvió la esperanza a muchos sobre este Bien de Relevancia Local.

El gozo en un pozo

Pero a medida que avanzan las obras entre los andamios se aprecia un nuevo cerramiento que reemplaza al anterior sin posibilidad de lucir los huecos del campanario y ofrecer su original belleza.  Los ojos de los vecinos vuelven a ver unos  odiados tabiques y no una solución adecuada que pueda ofrecer la tecnología actual que podía contemplar hasta revestimientos que simulasen las oquedades.

Abandono patrimonial

Esta población del Alto Palancia padece el síndrome del abandono por parte institucional que han percibido vecinos y visitantes, y esta actuación en sus monumentos pone en tela de juicio la practicidad y abaratamiento en la rehabilitación de sus obras o la ansiada recuperación patrimonial para devolver el esplendor constructivo.

Otras fuentes consultadas han manifestado que el tapiado parcial de los vanos semicirculares en la torre campanario de El Toro se ha realizado para evitar que los fuertes vientos accionen las campanas y debiliten la estructura con vibraciones.

Mientras tanto El Toro espera la revisión y mejora de estas obras antes de darlas por terminadas.

Deja un comentario