Primer discurso de Carlos III tras la muerte de Isabel II

Este viernes por la tarde se dirige por primera vez a la nación Carlos III, con un discurso grabado.

 

El rey Carlos III ha recibido este jueves en el Palacio de Buckingham a la primera ministra de Reino Unido, Liz Truss, en el primer encuentro entre ambos desde que el jueves falleció Isabel II y su primogénito asumió la corona.

Truss, que recibió el martes de manos de la difunta reina el encargo de formar Gobierno, se ha visto durante una media hora con el sucesor, según informa la BBC. La jefa de Gobierno tiene previsto asistir a la misa en memoria de Isabel II en la catedral de San Pablo.

Este viernes por la tarde también se dirige por primera vez a la nación Carlos III, con un discurso grabado.

Acepta los «sacrificios» que le va a suponer ser rey y designa príncipe de Gales a su primogénito.

El rey Carlos III ha señalado que su madre, Isabel II, tuvo «una vida bien vivida» y, con «dolor» por la pérdida y «gratitud» por la dedicación de su madre a lo largo de 7 décadas de reinado, ha renovado el compromiso para toda la vida que aceptó al ascender al trono.

El nuevo monarca ha recordado a su madre como una «inspiración» y un «ejemplo» tanto para la familia para el conjunto de la ciudadanía, en un histórico primer alegato a la nación en el que ha hablado al lado de una foto enmarcada de Isabel II.

Carlos III ha enfatizado que el mundo ha cambiado en setenta años, desde los años de posguerra hasta la actualidad, mas se ha decantado por sostener incesantes los valores y ha apuntado que «los deberes de la monarquía asimismo siguen«, ahora con él al frente.

El nuevo rey ha asumido que tiene un cargo de por vida -«a lo largo del tiempo que Dios me sostenga con vida»- y por el que su vida va a cambiar radicalmente. Ha tenido palabras de aprecio a su «querida» esposa, la reina consorte Camila, y le ha agradecido la lealtad:

Sé que va a estar a la altura de las nuevas demandas.

Asimismo ha mencionado a su hijo mayor, el príncipe Guillermo, primero en la línea de sucesión al trono, y ha confirmado formalmente el traspaso del ducado de Cornualles. El heredero va a ser asimismo príncipe de Gales, tal y como ha decretado su padre en este alegato.

En su mensaje, Carlos III ha mencionado del mismo modo a la esposa de Guillermo, Catalina, y ha subrayado su «amor» por su hijo pequeño, Enrique, y por su mujer, Meghan Markle.