Prisión por intentar quemar a su hijo en Palma

Prisión por intentar quemar a su hijo en Palma

El hombre aseguró la puerta principal del local utilizando tornillos, con la intención de evitar que su hijo pudiera huir después de prender fuego.

 

La Policía Nacional ha arrestado a un individuo de 69 años en Palma de Mallorca por intentar acabar con la vida de su hijo encerrándolo en el local donde trabajaba y tratando de prender fuego con él dentro.

Los hechos ocurrieron poco después del mediodía del 13 de noviembre en una tienda ubicada en la calle Eusebi Estada. Según la información proporcionada por la Policía,

El acusado se presentó en el negocio que su hijo gestionaba y utilizó tornillos para bloquear la salida principal, impidiendo que su hijo escapara. Luego, roció la entrada del establecimiento con gasolina mientras la víctima permanecía encerrada en su interior.

Sin embargo, la víctima logró salir del local antes de que el hombre intentara prender fuego al lugar con él dentro. Fue el propio hijo quien alertó a los servicios de emergencia sobre la situación. Una patrulla de la Policía Nacional llegó rápidamente al lugar e intervino justo en el momento en que el hombre estaba a punto de encender un mechero para provocar el incendio. Varios agentes se abalanzaron sobre él y lograron detenerlo.

El hombre enfrenta cargos de detención ilegal e intento de incendio y fue trasladado a la comisaría para ser interrogado sobre lo sucedido. La Policía Nacional ha iniciado una investigación para esclarecer los hechos y se centra en determinar cuál fue el motivo detrás del ataque.

Según fuentes policiales, el hombre detenido mantenía un conflicto con su hijo relacionado con una herencia.

Los investigadores de la Policía Nacional sugieren que las disputas económicas pueden haber sido el desencadenante del ataque y están a la espera de tomar declaración tanto a la víctima como al acusado para confirmar esta hipótesis.

La Policía Científica ha llevado a cabo una inspección ocular en el establecimiento, recopilando muestras y evidencias mientras la investigación continúa avanzando.

La jueza encargada del Juzgado de Instrucción número 10 de Palma, en funciones de guardia, ha dictaminado que el padre que intentó incendiar un local en Palma con su hijo dentro sea puesto en prisión provisional comunicada y sin fianza.

Relacionados  Una mujer de Castellón consigue cancelar su deuda de 229.000 euros

Es importante recordar que el arrestado compareció ante el tribunal este martes por la mañana, enfrentando acusaciones de presunto delito de incendio y detención ilegal.

Según informó uno de los agentes involucrados en la detención a los medios de comunicación, el hombre, de nacionalidad española y 69 años de edad,

Derramó seis litros de gasolina y luego bloqueó la puerta con la intención de incendiar el local con ambos dentro.

El hijo, que era la víctima en esta situación, fue quien solicitó ayuda. Cuando los agentes llegaron al lugar, coordinaron sus acciones e intentaron establecer una comunicación con el padre, quien se encontraba en el interior del establecimiento.

Mientras uno de los agentes conversaba con el progenitor, su compañero accedió al interior del comercio a través de un orificio en la trastienda que el arrestado desconocía. Fue por este mismo agujero que el hijo logró salir del local y alertar a la policía sobre lo que estaba sucediendo.

El agente destacó que cuando llegaron al local, el hombre tenía un mechero en la mano derecha y estaba visiblemente nervioso, con la mirada perdida y emocionalmente afectado. Los policías intentaron calmarlo y ofrecerle ayuda, pero el hombre aparentemente tenía problemas relacionados con la herencia de sus hijos.

El agente también subrayó que el padre bloqueó la puerta y tenía la intención de incendiar el local con ambos dentro. En cuanto a la resistencia del padre durante su detención, el agente mencionó que ofreció resistencia activa, ya que no soltaba el mechero.

Por último, el agente resaltó la colaboración y coordinación entre todos los implicados en la respuesta, incluyendo el trabajo de la Sala 091 y la rapidez en la actuación policial.