Problemas de embarazo y falta de vitamina D

Más del cincuenta por ciento de las mujeres que asisten a las clínicas reproductivas buscando un embarazo, presentan déficit de vitamina liposoluble de tipo D

 

Este déficit es anterior al comienzo del tratamiento, conforme a una investigación efectuada en más de quinientos pacientes provenientes de diferentes centros IVIRMA (Alicante, Almería, Barna, la villa de Madrid, Málaga, Mallorca, Sevilla y Valencia). Es por este motivo que los especialistas reunidos en el 33º Congreso Nacional de la Sociedad De España de Fecundidad (SEF) han señalado que,

Un marcador que, cada vez cobra más fuerza en el campo de la medicina reproductiva es el déficit de vitamina liposoluble de tipo D, ya que se ha observado que las pacientes con un nivel menor de veinte ng/ml presentan una tasa más baja de embarazo clínico que las pacientes con niveles en el rango de normalidad. en este congreso también han destacado que,

Con este resultado, se pone de manifiesto y se confirma un alto porcentaje en la prevalencia de mujeres que procuran gestación con el valor de la vitamina liposoluble D por debajo del rango de normalidad. Sería aconsejable revisar que las analíticas anteriores al tratamiento incluyen de manera sistemática la determinación de vitamina liposoluble de tipo D.

Apunta el doctor Nicolás Garrido, directivo de Innovación de IVIRMA Global.

En los casos que están por debajo del valor inmejorable, se deberían evidenciar los hábitos nutricionales y de exposición solar en la anamnesis y confirmar si la paciente está tomando suplementos con vitamina liposoluble de tipo D a lo largo de la preparación del tratamiento.

Por otra parte, en este congreso asimismo se ha señalado otro estudio de IVI Valencia, que ha mostrado de qué forma el sexo de los embriones humanos afecta al perfil oxidativo del medio de cultivo. El propósito del trabajo es revisar el valor predictivo que tiene medir el estado oxidativo del medio de cultivo condicionado por termoquimioluminiscencia (TCL) para determinar el sexo del feto. Así, en el estudio se examina el estado oxidativo del medio usado para el cultivo de ochenta y seis embriones que fueron fecundados a través de ICSI y transferidos individualmente, y que dieron sitio a un recién nacido vivo, ofertando como resultado un TCL-Ratio significativamente mayor en el medio de cultivo de embriones femeninos. Garrido destaca que,

La medición del estado oxidativo del medio de cultivo podría servir como biomarcador para la selección no invasiva del sexo embrionario, pudiendo ser una alternativa en tratamientos de pacientes portadores de enfermedades ligadas al sexo.

En lo que se refiere a técnicas para prosperar los resultados reproductivos de personas con inconvenientes de infertilidad, dos de los temas señalados del congreso, presentados por IVI, han sido una investigación para valorar si la microfluídica va a marcar el futuro de la selección espermática.
Asimismo se ha abordado el papel de la miólisis por radiofrecuencia como opción alternativa segura y eficiente para el tratamiento de los miomas uterinos tipo dos-tres que comprometen la cavidad endometrial y son difícilmente accesibles por histeroscopia/laparoscopia en las mujeres con inconvenientes reproductivos.

Además de esto, un trabajo ha evaluado el conocimiento de diferentes perfiles de profesionales sanitarios sobre los límites de la edad en la reserva ovárica y en la competencia ovocitaria, ya que es un tema vital de cara a prevenir la infertilidad en un futuro.

EDUCACIÓN SOBRE FERTILIDAD

Siendo así las cosas, para el directivo de IVI Bilbao, el doctor Marcos Ferrando, una de las herramientas «clave» para poder tomar las resoluciones reproductivas propias de forma conveniente es la educación sobre fecundidad. Para esto, el doctor añade,

El personal sanitario y de atención primaria representa la primera línea de cara a enseñar a la sociedad sobre la prevención de la infertilidad futura. Así, tras examinar los resultados, este trabajo permite que los sanitarios en España dispongan de herramientas convenientes y conocimientos que se ajustan a las esperanzas reales de cara a informar a sus pacientes sobre los límites de la fecundidad relacionada con el envejecimiento ovárico.

Por tanto, cabe nombrar otras novedades expuestas, como es el impacto de los factores de formación espermática en los resultados de ciclos de donación de ovocitos; el estudio de los niveles séricos de progesterona medidos el día de la criotransferencia embrionaria en ciclos naturales cambiados con soporte de fase lútea; el impacto de la ovulación parcial prematura detectada a lo largo de la aspiración folicular en la cantidad de los ovocitos recuperados en ciclos estimulados para FIV; o el hatching asistido (AH), que podría ser una herramienta útil para revertir el efecto negativo que ejercita el colapso del blastocisto en el potencial de implantación.