PSOE y ERC negocian la salida parcial de prisión de Junqueras antes del verano

Publicado por Carlos Cuesta en ok diario el 27/12/19

ERC ha pactado una exigencia más con Pedro Sánchez. Una que no tiene nada que ver con Cataluña ni su pretendida independencia. Tiene que ver con el jefe de ERC en primera persona: con la salida de prisión de Oriol Junqueras, uno de los puntos que más preocupa al líder separatista, que evidentemente no quiere seguir en la cárcel. Por eso los equipos negociadores del PSOE y de ERC han pactado que Junqueras empiece a disfrutar de salidas parciales de prisión antes del verano. La fecha a partir de la que pretende ERC que se empiece a ver por las calles catalanas a Oriol Junqueras es a partir de Semana Santa.

Los independentistas saben ya que la sentencia del Tribunal de la UE no le permitirá cumplir uno de sus objetivos: salir inmediatamente de prisión. Se trata de una sentencia que afecta sólo a la inmunidad como europarlamentario, y no a una pretendida impunidad frente a la sentencia, cosa que no menciona bajo ningún concepto la sentencia del Tribunal de Luxemburgo por mucho que los separatistas pretendan estos días confundir a la opinión pública.

Los hombres de Junqueras saben igualmente que la persona que ha ganado movilidad gracias a ese principio de inmunidad es la que aún no ha sido juzgada: Carles Puigdemont, su gran adversario. Y que, por lo tanto, JxCAT tiene más facilidad ahora para ganar posiciones frente a ERC en unas hipotéticas elecciones catalanas adelantadas.

Permisos

Sánchez ha aceptado buscar la fórmula para que eso ocurra. Y pasa por una aplicación urgente de las competencias penitenciarias, en manos de la Generalitat catalana, para que apliquen todo tipo de mecanismos que permitan a Oriol Junqueras empezar a disfrutar de permisos para salir de prisión sin que haya recursos por la obvia y obscena aplicación política y arbitraria de estas potestades que preparan desde Cataluña. Sánchez se ha comprometido a esa parte: a presionar para que ni la Justicia ni la Fiscalía activen esas vías de examen legal.

La salida de prisión de Junqueras, además, es la primera condición de un plan que busca la visualización plena por la opinión pública del blanqueamiento de ERC por parte del PSOE. La fórmula elegida por los hombres de Oriol Junqueras pasa por un encuentro, como ya ha publicado OKDIARIO. Un cara a cara: directamente entre Sánchez y el propio condenado a sedición y malversación por el golpe separatista del 1-O. Un encuentro visible ante la opinión pública entre Sánchez y Junqueras.

Así, las exigencias de Oriol Junqueras crecen. Un motivo que explica las prisas del candidato socialista por cerrar el pacto de investidura. Y es que, a medida que los de ERC evalúan el terreno político y la crecida de JxCAT, van ideando nuevos precios que cobrar a los socialistas.

Exigencias de EERC

Primero fue una mesa de negociación de igual a igual entre Cataluña y el resto de España. Sánchez lo concedió. Más tarde fue la insistencia en el término “nación” para referirse a Cataluña. Miquel Iceta, desde el PSC, no tardó en confirmar que los socialistas lo aceptarían. Y ahora, la búsqueda de una fórmula para acelerar la excarcelación de facto de los presos golpistas condenados por el Tribunal Supremo: y nadie duda ya de que no se pondrán pegas oficiales a su salida acelerada de prisión, especialmente cuando ya se sabe que el propio Sánchez quiere quitar a la fiscal general Segarra y remodelar el Poder Judicial para dar gusto a los separatistas en el control de la Justicia en sus respectivas autonomías.

La otra gran exigencia también ha sido ya trasladada: un referéndum de autodeterminación pactado y permitido por La Moncloa, un punto al que los socialistas buscan encaje técnico, pero que los cuadros de Sánchez no han descartado como punto hacia el que caminar: afirman que no asumirán exigencias inconstitucionales, pero no rechazan, por ejemplo, realizar un referéndum sobre la unidad de España en todo el territorio nacional para publicar posteriormente los resultados obtenidos en esa votación en Cataluña o País Vasco.

Todo ello como anticipo de un plan completo de cesiones a Cataluña que incluye desde un sistema de financiación que incremente los fondos para Cataluña, hasta un cambio de las reglas del juego en la Ley Electoral catalana para acabar con el poder de JxCAT. Otro plato fuerte de la oferta a ERC pasa por reformular y entregar las competencias que el Tribunal Constitucional declaró ilegales con motivo del estatuto de autonomía en época de José Luis Rodríguez Zapatero, en concreto las de influencia en el Poder Judicial y la de fraccionamiento de este organismo para que los separatistas cuenten con su propio Justicia. El plan se completa, por último, con un pacto fiscal, similar al vasco, con el que dejarían de aportar a los sistemas de solidaridad interterritoriales buena parte del dinero que ahora envían.

Deja un comentario