PSPV alerta de «mentiras» con el acceso de vehículos al centro de Castellón

PSPV alerta de «mentiras» con el acceso de vehículos al centro de Castellón

Jorge Ribes acusa a la alcaldesa de Castelló de "manipuladora" al decir que "solo se sanciona a los vehículos que aparcan mal".

 

El concejal socialista Jorge Ribes ha criticado duramente las declaraciones de la alcaldesa de Castelló, Begoña Carrasco, acusándola de ser irresponsable y de manipular a la ciudadanía con sus declaraciones sobre el acceso de vehículos a las zonas restringidas del centro de la ciudad y las posibles sanciones para quienes incumplan estas normas.

Es una absoluta irresponsable y manipula a toda la ciudadanía por sus inaceptables mentiras sobre el acceso de vehículos a las zonas restringidas del centro de la ciudad y las sanciones a las que se arriesgan los conductores que entren en estas áreas sin los permisos correspondientes.

Según Ribes, las declaraciones de Carrasco a los medios de comunicación, en las que afirmaba que solo se multaba a los vehículos que permanecían estacionados más de media hora en la zona de bajas emisiones, son completamente erróneas y reflejan un desconocimiento absoluto de la normativa. Para el concejal socialista, estas afirmaciones son peligrosas, ya que pueden animar a los ciudadanos a congestionar el centro de la ciudad con sus vehículos, sin respetar las normas de circulación.

El concejal del PSPV también ha señalado que las declaraciones de la alcaldesa tienen como objetivo incitar a la población a infringir las normas de tráfico y crear la percepción de que las sanciones se aplican de manera indiscriminada y arbitraria, dejando impunes a quienes infringen las normas en el centro de la ciudad mientras se multa a otros conductores en diferentes puntos de Castelló.

Ribes ha calificado las declaraciones de la alcaldesa como una «absoluta barbaridad» y ha advertido sobre las consecuencias negativas que pueden tener en la movilidad y seguridad vial de Castelló.

El concejal socialista cuestiona si la alcaldesa del PP ha revisado sus propias normativas, las cuales están detalladas en la página web https://cscircula.castello.es/.

En dicha página se establece claramente que el acceso al núcleo histórico está permitido para vehículos destinados a servicio público, motocicletas, ciclomotores, bicicletas y VMP, pero el resto debe obtener autorización.

Además, el concejal señala que, aparte de otras consideraciones, como el hecho de que la autorización para circular se otorga para zonas específicas y no para toda el área restringida, en la página web se detalla el régimen de sanciones. De manera irónica, Jorge Ribes comenta que parece que la señora Carrasco no ha leído esta información.

Las multas son bastante claras: Circular por zona peatonal con el vehículo sin autorización, 80 euros; circular por zona peatonal con el vehículo reseñado utilizando acceso no autorizado, 80 euros, y estacionar en zona peatonal con el vehículo reseñado superando el tiempo de estancia permitido en la autorización, 80 euros.

Por lo tanto, el concejal destaca, «la única explicación posible es que desde que el PP y Vox decidieron que las cámaras automáticas de sanción dejaran de funcionar, han ordenado no multar a los infractores. Esta situación es una burla para todos los ciudadanos que sí cumplen con las normas y es una irresponsabilidad defendida por la alcaldesa, Begoña Carrasco, y por sus concejales de Urbanismo, Sergio Toledo; Movilidad, Cristian Ramírez, y Seguridad Ciudadana, Antonio Ortolá».

Relacionados  Vox retira libros LGTBI de la biblioteca de Burriana

Discrecionalidad

En cuanto al apagado de las cámaras, Ribes asevera que «sigue generando muchas dudas a nivel jurídico debido a la discrecionalidad que implica decidir sancionar o no a los conductores que no cuenten con los permisos necesarios para cruzar por el centro de la ciudad, además de la dificultad para controlar todos los accesos las 24 horas del día».

La Zona de Bajas Emisiones, establecida mediante el Acord de Fadrell con fondos europeos, se implementó para cumplir con las directivas de la Unión Europea destinadas a abordar el cambio climático.

«Las actitudes actuales de los gobiernos de derecha y ultraderecha, capaces de ir en contra de Europa y de reintroducir vehículos en el centro, nos llevan a una peligrosa espiral que podría resultar en la pérdida de millones de euros de fondos europeos«, concluye Jorge Ribes.