Puig anuncia «reforma fiscal», apoya a Mónica Oltra y reprocha a Feijóo no aportar nada

El 'president' rechaza el "electoralismo" frente a la situación económica: "Ahora no toca meditar en las urnas, toca meditar en las neveras".

 

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha anunciado que el Consell prepara una nueva reforma tributaria,

Amoldada a este tiempo de inflación con los objetivos de asistir a las clases medias y trabajadoras, resguardar más a la población vulnerable e impulsar la creación de empleo.

Así lo ha indicado el president, Ximo Puig, a lo largo de su intervención en el Fórum Europa Tribuna Mediterránea, donde ha instado a crear una «Coalición Valenciana contra la Inflación»,

En la que va a haber más ayudas directas, más rebajas en tasas y costos públicos y nuevas ocasiones. Les adelanto que va a haber más medidas y más rebajas, y así proseguirá mientras que dure la guerra.

El president ha protegido que «ningún gobierno puede ser indiferente a las contrariedades que está ocasionando la inflación», y «ningún nivel de la administración puede obviar la responsabilidad que tiene». Por esta razón, ha criticado a quienes ejercitan «la política del avestruz«.

Que lo arregle el Gobierno de España, que lo arregle Europa.

Renunciar del ejercicio democrático del autogobierno jamás va a ser para mí una alternativa», ha señalado Puig en su alegato, en el que ha remarcado que «cada uno de ellos, en el campo de sus consecuencias, si bien sean limitadas, debe aportar soluciones«.

El líder del ejecutivo valenciano ha protegido que existen «motivos para la esperanza» y ha rechazado el «catastrofismo» pues «no ayuda». «No nos lleva a ningún lugar mejor, no favorece a absolutamente nadie salvo al que espera de él interés electoral y daña a muchos«, ha agregado.

Además, ha anunciado la convocatoria de una conferencia con los ayuntamientos,

Para sumar a las administraciones locales a esta Coalición Valenciana contra la Inflación.

«TRES PALANCAS»

Puig ha considerado que hay «3 palancas que activarán activas positivas en lo económico»: el mercado de trabajo, los fondos excepcionales del Estado y los Fondos Europeos.

La Comunitat Valenciana no puede reiterar recetas fracasadas.

Ha agregado.

El ‘president‘ ha señalado que hay que subir los sueldos frente al contexto de inflación:

Lo aconseja Europa y lo dicta el sentido común«, y ha puesto en valor el «diálogo social». «Es la hora de la responsabilidad por la parte de todos, ni beneficios excepcionales ni sufrimientos excepcionales», ha manifestado.

Hay que subir los sueldos frente al peligro de impago de hipotecas. No lo digo , lo afirma el Banco Central Europeo. Hay que subir los sueldos sin dañar el empleo, teniendo presente las condiciones de cada campo. No puede ser peor el antídoto que la enfermedad. Y para ello es indispensable una negociación colectiva sincera, franca y transparente.

Ha concretado, al paso que ha aseverado:

O reducimos drásticamente la desigualdad, o corremos el peligro de que se rompa la sociedad.

INTERVENCIÓN DE LA ENERGÍA

«La intervención en el mercado es indispensable para eludir el colapso industrial», ha manifestado Puig, quien asimismo ha señalado,

La ocasión de separarse de la dependencia histórica de los carburantes fósiles que nos produce una factura de decenas y decenas de miles de millones anuales y que favorecen toneladas de CO2 a la atmosfera.

A nivel autonómico, Puig ha apuntado que propondrá a las fuerzas políticas, a los agentes sociales y a los representantes institucionales, un Acuerdo Valenciano por la transformación energética.

Nuestro horizonte es lograr ese escenario sustentable en una década por medio de una transformación acelerada para superar el problema entre desarrollo y sostenibilidad. La protección del planeta es una ocasión para relanzar la economía.

Ha aseverado.

El ‘president‘ ha indicado que «la Estrategia Valenciana dos mil treinta se asentará en el impulso de las renovables, la eficacia, el ahorro energético y la reforestación para combatir el cambio climático».

Asimismo ha propuesto unos acuerdos autonómicos en múltiples campos, entre ellos por la energía:  «En España hay grandes usuarios de energía» y «grandes generadores de energía. Y todos debemos comprometernos en un desarrollo armónico«.

No es realmente razonable que quienes más energía consumen, y menos energía producen, sean asimismo quienes más obstáculos ponen a medidas que favorecen la implantación de renovables, el ahorro y la eficacia. ¿Es razonable que los responsables de un territorio que solo genera el cuatro con nueve por ciento de la energía consumida actúen tal y como si no pasase nada?

Ha considerado. «La libertad no es ir por libre. Eso tiene por nombre egoísmo«, ha aseverado.

En este sentido, ha rechazado una «España energética de dos velocidades«:

Unos cobijando plantas de energía nuclear, huertos solares y molinos de viento, otros apretándose el cinturón energético, y una minoría instalada en un egoísmo de alto voltaje.

Además de esto, le ha preguntado al PP «dónde piensa instalar las nuevas plantas de energía nuclear que apoya».

DESPOBLACIÓN

Por su lado, el Consell aprobará el proyecto de ley de Medidas contra la Despoblación en el pleno del próximo viernes dieciséis de septiembre con medidas para «discriminar de forma positiva» al interior del territorio, que «no puede ser el patio trasero» y «merece más futuro y menos lamentos«.

Además de esto, ha anunciado que el Gobierno valenciano asimismo prepara un Plan Excepcional de Recuperación Medioambiental, Social y económica y Emocional para las regiones perjudicadas por los grandes incendios de este verano, que incluirá una estrategia de reactivación con ayudas directas para recobrar las explotaciones ganaderas y agrícolas.

Las regiones rurales no son solo para el verano, son para todo el año.

Ha agregado al comienzo de un alegato que ha centrado en la despoblación y en la lucha contra la inflación, que es «el impuesto más recesivo», por lo que «todas y cada una de las energías y los recursos posibles van a ir destinados» a combatir contra ella.

«AHORA NO TOCA PENSAR EN LAS URNAS»

Al comienzo del curso político, que acabará con unas elecciones autonómicas y locales, y ha instado: «Ahora no toca meditar en las urnas, ahora toca meditar en las neveras«.

Existen muchos retos que requieren contestación, por eso la Generalitat tiene exigentes deberes en este curso en frente de las tentaciones de electoralismo que ciertos manifiestan a cada hora.

Ha insistido.

MÓNICA OLTRA

Puig: «Me agradaría mucho que se produjera la desimputación de Mónica Oltra»

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha asegurado que le «agradaría mucho» que se generara la «desimputación» de la exvicepresidenta y consellera de Igualdad, Mónica Oltra, en la causa que estudia la actuación del departamento frente al caso de abusos de su exmarido a una menor tutelada.

Puig se ha pronunciado en estos términos a lo largo de su intervención en el Fórum Europa Tribuna Mediterránea este lunes en València, donde ha considerado que Oltra es una «persona muy válida» y ha remarcado su trabajo en el Consell.

En comparación con Gobierno del Botànic, Puig ha dicho sentirse «confortable» y ha remarcado que el Consell ha aprobado «7 presupuestos en tiempo y forma».

Nosotros donde marcamos la estabilidad es en los proyectos de ley, el resto es pura especulación.

Así, además ha indicado que se siente «confortable con todos y cada uno de los Consellers» y con la presente vicepresidenta, Aitana Mas, como con el presidente de Les Corts, Enric Morera, los dos de Compromís. En la conferencia han estado presentes múltiples miembros del Consell y de los partidos que lo forman.

FEIJÓO

Puig recrimina a Feijóo que «no ha aportado nada a la gobernabilidad»: «Ser moderado no es solo charlar bajo»

Piensa que «regresar al pasado no es una alternativa para los valencianos» y afirma sobre Camps:

Su herencia solo hay que verla.

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha reprochado al presidente del PP que «no ha aportado nada a la gobernabilidad» y que, con él, «todo son esperanzas que poquito a poco se van deshilvanando».

El ‘president’ ha incidido en que, con respecto a Feijóo, todo es «mucha expectativa y poca realidad«. Así, ha remarcado el discute de mañana en el Senado entre Feijóo y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

El líder del ejecutivo valenciano ha señalado que existen «motivos para la esperanza» y ha rechazado el «catastrofismo» pues «no ayuda».

No nos lleva a ningún lugar mejor, no favorece a absolutamente nadie salvo al que espera de él interés electoral y daña a muchos.

Ha aseverado.

Preguntado con respecto al PP en la Comunitat Valenciana, Puig ha indicado que la ciudadanía «ya sabe lo que ha dado de sí el PP» y que sus propuestas «fueron las que la hicieron fallar«.

No comprendo que la vuelta al pasado sea una alternativa para los valencianos.

Finalmente, interpelado sobre una vuelta del expresident de la Generalitat Francisco Camps, Puig le ha afeado que «su herencia solo hay que verla».

El resultado de su administración es más de ciento cincuenta personas vinculadas a su partido encausadas y algunas de ellas, condenadas.

Ha zanjado.