¡Que el PP no nos quite el nuevo Hospital General!

¡Que el PP no nos quite el nuevo Hospital General!

El presidente de Cocemfe Castellón, Juan Doménech, pide que la sociedad civil se active para exigir que la Generalitat Valenciana construya el programado nuevo complejo hospitalario.

 

El presidente de Cocemfe y Alcer-Castalia, Juan Doménech, pidió el pasado miércoles desde Radio Castellón que la sociedad civil se movilice para exigir la construcción del nuevo Hospital General, señalando que “parece mentira que no se manifieste” al respecto. Se preguntó “dónde está la oposición” e interpeló a los colegios oficiales de médicos e ingenieros para que se involucren en la exigencia de la nueva infraestructura hospitalaria y en la definición y el diseño de la misma.

Fue su reacción al silencio de la Generalitat Valenciana de Carlos Mazón, que ha llevado a Doménech a decir que “esperemos que no nos vuelvan a robar un hospital, como en su día nos robaron el que iba en la Vall d’Uixó”. Se refiere a aquel episodio previo a las municipales de 2011 en el que Francisco Camps dijo a la entonces primera edil, Isabel Bonig, “alcaldesa, te prometimos un nuevo hospital y aquí tienes la maqueta”.

El presidente de Cocemfe compartió espacio en las ondas con la portavoz de sanidad de CCOO, Encarna Barragán, quien lamentó que después de casi un año de gestión del nuevo gobierno de PP y ultras no se sepa nada del plan director director para las obras de construcción del nuevo centro sanitario. Ambos temen que la actual Conselleria de Sanitat opte por ampliar el obsoleto Hospital General enterrando el proyecto de construcción de uno nuevo.

Porque ya queda muy lejano aquel serial fotográfico con el que casi todas las semanas los entonces candidatos Mazón, Barrachina y Carrasco prometían un nuevo hospital y la solución de todos los problemas sanitarios. Tal como recoge el refranero español, “una cosa es prometer pan” desde la oposición “y otra bien distinta, dar trigo” en el gobierno.

La incertidumbre la cultiva la actual Generalitat Valenciana negándose a actualizar periódicamente las listas de espera para hacerlo solo cada seis meses, quizás porque los datos son desfavorables. En este sentido, cabe recordar que a finales de 2023, tras seis meses de gestión del nuevo gobierno autonómico, más de 9.000 castellonenses permanecían en lista de espera durante más de medio año.

Juan Doménech lleva razón y la sociedad civil está llamada a incrementar la presión sobre la Generalitat Valenciana. Una tarea que desde la esfera política deberá acometer la oposición y, muy especialmente, el Partido Socialista, porque sospecho que una vez conseguido el poder las señoras Barrachina y Carrasco han perdido su ardor reivindicativo de otros tiempos.

Rafa García. Periodista