Raquel Sánchez dice que Adif y Renfe supieron la situación en las vías por el incendio de Bejís por la maquinista

Raquel Sánchez dice que Adif y Renfe supieron la situación en las vías por el incendio de Bejís por la maquinista

La ministra ha hecho un relato del incidente vivido el pasado diecisiete de agosto en el tren de media distancia que une Valencia y Zaragoza.

 

La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, ha asegurado este miércoles que «ni Adif, ni Renfe recibieron notificación alguna» sobre la situación de la vía que causó el accidente de tren por el incendio de Bejís (Castellón). Asegura que la primera información que recibieron de la situación llegó por medio de la maquinista.

En su comparecencia frente a la comisión del ramo en el Congreso para explicar lo ocurrido en tal acontecimiento, la ministra ha hecho un relato del incidente vivido el pasado diecisiete de agosto en el tren de media distancia que une Valencia y Zaragoza y que salió a las dieciséis y veintitrés de la capital valenciana.

Conforme Sánchez,

Adif autorizó la salida de este convoy sin tener conocimiento de ningún percance en ninguna de las zonas por las que concurre la vía. En verdad, la primera comunicación que Adif tiene de estos hechos viene de la maquinista, tras advertir una intensa lluvia de ceniza y humo cuando llevaba una hora de recorrido, a las 17.54 horas.

A esa hora, conforme ha apuntado la titular de Transportes,

La maquinista detuvo el tren y comunicó la situación siguiendo el protocolo que apunta que el primero en advertir un percance que afecte a las infraestructuras debe comunicar al resto de partes implicadas la situación para determinar las medidas a tomar.

Específicamente, la maquinista se puso en contacto con el Centro de administración del tráfico para consultar si había algún incendio en las cercanías de la zona en la que se hallaba. Fue entonces, conforme a apuntado la ministra, cuando Adif tuvo la primera información de esta situación.

SITUACIONES «LÓGICAS Y COMPRENSIBLES» DE ALARMA

La maquinista comunicó entonces que iba a mudar de cabina y recular hasta la estación precedente más próxima, conforme ha contado Sánchez, ya antes de apuntar que desde el centro de administración se le autorizó «inmediatamente» esta maniobra.

Por último, el tren reculó hasta la estación de Caudiel en donde estaban ya movilizadas las fuerzas de seguridad y los servicios sanitarios para atender a los heridos ya que, tal como ha apuntado la ministra, ciertos pasajeros presentaban heridas ya que,

En el proceso de cambio de cabina se generaron en los vagones situaciones lógicas y entendibles de alarma entre los pasajeros que solicitaron abandonar el tren, pese a que la maquinista ya les había informado del retroceso.

Esta maniobra se vio retrasada pues ciertos viajantes tiraron del freno de urgencia y procuraron abrir las puertas del convoy. Esto forzó a la maquinista, conforme ha explicado Sánchez, a «rearmar» el tren para comenzar su marcha (a las dieciocho y veinte). Además de esto, debió ir «recogiendo» a la personas que habían abandonado los vagones e iban «corriendo en las proximidades de la vía» con destino Caudiel.

SE CUMPLIERON LOS PROTOCOLOS

En su intervención, la ministra ha protegido en múltiples ocasiones que tanto Adif, como Renfe,

Cumplieron con los protocolos establecidos.

En este sentido, ha insistido en que estos apuntan que la primera parte que tenga conocimiento «de una perturbación de las condiciones», así sean fuerzas de seguridad o administraciones, debe «informar a la otra para activar los mecanismos y procedimientos».

Relacionados  Incendio forestal en la marjal de Sagunto, en el límite con Castellón

Sánchez ha indicado que no se había notificado ninguna incidencia en la zona y, en verdad, ha apuntado que el tren que efectúa exactamente el mismo recorrido y que salió de Valencia a las doce y trece horas ese día efectuó su recorrido «sin anomalías ni dificultades».

De igual manera, ha protegido que la maquinista estuviese sola en el tren ya que, conforme ha explicado, la normativa de España, que es transpuesta de la directiva europea en esta materia, determina que para la circulación de un tren solo es precisa la presencia de un maquinista, salvo que no disponga de comprobación de puerta cerradas en cabina, no tenga megafonía para comunicación con los viajantes o en ciertas situaciones vinculadas a la infraestructura que, conforme ha precisado Sánchez, no se daban en un caso así.

Aún así, ha señalado que su departamento tiene sobre la mesa «cambios legales» relacionados con la coordinación y comunicación en situaciones de urgencia, con una revisión del protocolo en materia de avisos de peligro extremo o alto de incendios, el aumento de ejercicios de simulación, una mejor capacitación del personal, fortalecer la información a los usuarios sobre la responsabilidad de los maquinistas y otorgar a la tripulación el estatus de agentes de la autoridad, entre otras muchas medidas.

En verdad, la ministra se ha mostrado abierta a que ciertas de estas ideas se puedan incluir ya en la Ley del Campo Ferroviario que está en tramitación en nuestros días.

ATENCIÓN A LAS VÍCTIMAS
En lo que se refiere a los usuarios perjudicados por este percance, la titular de Transportes ha informado de que fueron atendidos en primera instancia en la propia estación de Caudiel y, más tarde, uno de ellos fue trasladado en helicóptero al Hospital valenciano de La Fe, al tiempo que una decena fueron evacuadas a diferentes centros. Dos de ellos aún prosiguen hospitalizados.

Además de esto, a veinte pasajeros se los recolocó en un autobús a fin de que pudiesen llegar a sus destinos finales, de manera que el tren quedó vacío hasta las veintitrés y veintinueve horas, cuando se subieron nuevamente los pasajeros que llegaron en autobús desde Teruel para proseguir su viaje a Valencia.

Desde ese momento, ha asegurado la ministra, Renfe ha mantenido el contacto con las víctimas a las que, además de esto, ha facilitado un número para cualquier necesidad. Además de esto, se ha facilitado atención psicológica a quien lo haya pedido y, en verdad, 3 personas han sido atendidas en este sentido. Conforme Sánchez, dos de ellas ya han sido dadas de alta, al tiempo que una tercera continúa en seguimiento si bien evoluciona propiciamente.

Asimismo está en seguimiento la maquinista que, conforme ha informado la ministra, sigue de baja laboral tras el incidente.

Por otro lado, Sánchez ha explicado que el tren no ha sufrido daños esenciales más que la ruptura de una ventana y ciertos daños estéticos. Finalmente la ministra ha señalado,

Tanto el sistema de ventilación como climático funcionaron adecuadamente, incluyendo el sistema de incendios que no dejó que el humo entrase en el vehículo.