Recuperación de restos de víctimas franquistas en Vila-real

Recuperación de restos de víctimas franquistas en Vila-real

El equipo de arqueólogos y antropólogos que ha trabajado en la fosa de Vila-real ha analizado 1.740 huesos y fragmentos de huesos.

 

La Concejalía de Memoria Democrática del Ayuntamiento de Vila-real (Castellón), ha recibido las conclusiones de los trabajos realizados por la empresa especializada ArqueoAntro para llevar a cabo la exhumación e identificación de los restos encontrados en la fosa común del Cementerio Municipal. El objetivo principal de esta iniciativa es localizar a víctimas de la Guerra Civil y el Franquismo. Según las conclusiones de los primeros trabajos de recuperación y análisis, se ha determinado que los restos óseos hallados corresponden, al menos, a 22 individuos. Sin embargo, debido al estado fragmentado de los restos, los expertos advierten que no será posible lograr una individualización completa de los esqueletos.

El equipo de ArqueoAntro, dirigido por Miguel Mezquida, destaca en su informe que, si bien han identificado diferentes huesos y fragmentos óseos que presentan signos de violencia, resulta imposible determinar si estos pertenecen a víctimas de la Guerra Civil o de la represión franquista. Por lo tanto, será crucial llevar a cabo un análisis genético posterior, utilizando muestras proporcionadas por las familias interesadas en la localización de víctimas, para esclarecer la naturaleza de estos restos.

Este proceso de exhumación e identificación de restos se enmarca en los esfuerzos de la Concejalía de Memoria Democrática para arrojar luz sobre los acontecimientos ocurridos durante la Guerra Civil y el periodo del Franquismo, contribuyendo así a la recuperación histórica y a proporcionar respuestas a las familias que buscan conocer la suerte de sus seres queridos desaparecidos durante aquellos períodos tumultuosos de la historia de España.

En este contexto, la exhumación de la cripta del Cementerio Municipal ha sido impulsada por el Ayuntamiento a solicitud de la familia de José Pla Pitarch, quien fue represaliado por el franquismo y asesinado el 16 de agosto de 1939. Como ya había anunciado el alcalde de la ciudad, José Benlloch, este esfuerzo destinado a restituir la dignidad y la memoria de las víctimas se ofrece a todas las personas interesadas en localizar a sus familiares. De hecho, otras tres familias también han solicitado la identificación de restos con el fin de localizar a sus seres queridos.

La concejala de Memoria Democrática, Sabina Escrig, expresó su agradecimiento al equipo de ArqueoAntro por su labor y profesionalismo, destacando que han dado un paso fundamental en el proceso de restauración de la memoria democrática para reparar la dignidad de las personas que perdieron la vida durante la Guerra Civil y la represión. En este sentido, subrayó,

Las familias tienen el derecho de recuperar los restos de sus seres queridos y brindarles una sepultura.

La restauración de la memoria, según Sabina Escrig, se ampara en la Ley de Memoria Histórica y la Ley de Memoria Democrática valenciana. Enfatizó que este proceso no busca enfrentar a diferentes bandos ni iniciar ninguna confrontación, sino que se trata de una cuestión de derechos, justicia democrática y dignidad. Este enfoque es independiente de las circunstancias individuales de cada persona, reafirmando así el compromiso con el respeto a la memoria histórica y la justicia en un marco de dignidad para todas las víctimas.

Relacionados  Marqués fija los grandes proyectos de Benicàssim hasta 2027

Según consta en el informe, los restos que se conservan en la fosa común del Cementerio Municipal fueron trasladados a la cripta en 1983. Como resultado de esta inhumación secundaria, los restos se encuentran altamente fragmentados. En total, el equipo de arqueólogos y antropólogos que ha trabajado en la fosa de Vila-real ha analizado 1.740 huesos y fragmentos de huesos, lo que ha permitido identificar al menos a 22 individuos, siendo la mayoría de ellos personas adultas maduras de sexo masculino.

Debido a la fragmentación de los restos, que impide la individualización completa de los esqueletos y no permite determinar la causa o momento del fallecimiento, los expertos destacan la necesidad de continuar con los análisis antropológicos y genéticos para lograr una identificación definitiva. En este sentido,

Después de esta primera fase de exhumación y análisis de restos, el Ayuntamiento de Vila-real ha expresado su compromiso de contemplar la financiación correspondiente para completar todo el proceso de identificación.

Esto subraya la importancia que la administración local otorga a la tarea de esclarecer la identidad de los individuos hallados en la fosa común, contribuyendo así al reconocimiento y reparación de la memoria histórica de las víctimas de la Guerra Civil y el Franquismo.