Red Bull arrebata el sueño de Carlos Sainz en Monza

Red Bull arrebata el sueño de Carlos Sainz en Monza

Décimo triunfo seguido de Verstappen, escoltado por su compañero Pérez y con el madrileño en el tercer puesto.

 

El piloto neerlandés Max Verstappen ganó el Gran Premio de Italia este domingo, que fue la decimoquinta carrera del Campeonato Mundial de Fórmula 1. Verstappen venció a su compañero de equipo en Red Bull Racing, el piloto mexicano Sergio Pérez, y también quedó por delante del piloto español Carlos Sainz de Ferrari, quien ocupó el tercer puesto en el podio.

Sainz logró mantener su posición en el podio a pesar de los esfuerzos finales de su compañero de equipo, el piloto monegasco Charles Leclerc. Hasta la última curva hubo incertidumbre sobre la estrategia de Ferrari en el Autódromo Nacional de Monza, su pista local por excelencia.

«Sin riesgos», le comunicaron los ingenieros al coche de Leclerc en la vuelta cincuenta del total de cincuenta y una vueltas programadas en el circuito. Sin embargo, Leclerc igualmente intentó adelantar, lo que llevó a Sainz a defender su posición en repetidas ocasiones en Monza. Fue un desafío de resistencia para Sainz, lidiando con presión tanto de su compañero como de otros pilotos.

Detrás de los dos coches de Red Bull, Sainz logró su decimosexto podio en su trayectoria en la Fórmula 1, coincidiendo con su reciente cumpleaños. Aunque podría haber conseguido un resultado aún mejor, ya que partió desde la pole position y lideró las primeras quince vueltas. Al inicio de la decimosexta vuelta, Verstappen dejó de dar concesiones y logró adelantar a Sainz, consolidando su posición como líder sólido del Campeonato Mundial.

Aprovechando el DRS, Verstappen logró adelantar a Sainz después de dos intentos, asegurando su décima victoria consecutiva y duodécima de la temporada. En la mitad del pelotón, el piloto español Fernando Alonso (Aston Martin) estaba compitiendo con el británico Lewis Hamilton (Mercedes) y el australiano Oscar Piastri (McLaren) para obtener puntos.

Relacionados  Max Verstappen, no hay sanción que lo pare - F1 GP Bélgica

En la vuelta 31, Sergio Pérez adelantó a Leclerc y comenzó a acercarse a Sainz. Después de unas diez vueltas, Hamilton y Piastri tuvieron un choque, lo que resultó en una sanción de cinco segundos para Hamilton al cruzar la línea de meta. En medio de esa situación, Pérez comenzó a luchar por la segunda posición.

En dos ocasiones, en las vueltas 43 y 45, Pérez se saltó la chicane del circuito y tuvo que ceder la posición a Sainz. Sin embargo, finalmente en la vuelta 46, Pérez logró adelantar a Sainz. Desde ese momento, se desató una lucha entre los coches de Ferrari, con Leclerc tratando de alcanzar a su compañero.

Pero la mejora de Hamilton fue un factor importante en la ecuación, ya que su lucha por los puntos se entrelazó con la lucha por el podio durante una parada en boxes. La disputa afectó a Leclerc y benefició a Sainz, quien aseguró con determinación el tercer lugar, dejando a Leclerc con la decepción del cuarto puesto por una diferencia de solo 0.184 segundos.

Alonso cruzó la línea de meta en la novena posición, lidiando con desafíos y siendo obstaculizado por los coches de Mercedes (quinto y sexto) y por los pilotos Alexander Albon (Williams, séptimo) y Lando Norris (McLaren, octavo). En conjunto, Alonso logró mantener su posición en un fin de semana discreto para el equipo Aston Martin.