Redondo: “El gobierno municipal de Castellón roza los 33 millones de euros en facturas irregulares”

El concejal del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Juan Carlos Redondo, denuncia que el gobierno tripartito siga instalado en la mala gestión económica de la legislatura anterior “que le aboca a pagar facturas saltándose los procedimientos habituales y sin solicitar los tres presupuestos preceptivos como ellos mismos aprobaron”

“Siguen haciendo caso omiso al órgano de Intervención del Ayuntamiento, que les recuerda informe tras informe que deben prescindir de los reconocimientos extrajudiciales de crédito, lo que socialistas nacionalistas acostumbraban llamar facturas en el cajón cuando estaban en la oposición”

El concejal del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Juan Carlos Redondo, denuncia que el equipo de gobierno de Castellón sigue instalado en su mala gestión económica rozando los 33 millones de euros en facturas irregulares, desde 2015. “Desde que empezaron gobernar el Ayuntamiento, trimestre tras trimestre, el número de facturas irregulares aumenta progresivamente hasta alcanzar esta cifra escandalosa”, señala les emplaza trabajar para revertir esta situación.

“El gobierno tripartito debe acabar ya con procedimientos irregulares de pago de facturas  que sólo están contemplados en la Ley para casos excepcionales. Los Reconocimientos Extrajudiciales de Crédito (REC) se han convertido ya en su forma habitual de gestionar el dinero público en el Ayuntamiento, pese que la Intervención del Ayuntamiento presenta informes desfavorables cada trimestre”, señala Redondo.

De los tres lotes de facturas irregulares que el gobierno municipal llevó al pleno de octubre para su aprobación, sólo uno de ellos contaba con informe favorable de dicho órgano fiscalizador. Los otros dos, por importe de 1.100.000 euros, han obtenido un informe desfavorable. 

En este sentido, Redondo afea al gobierno de Amparo Marco que “el 85,5% de lo que ellos llamaban facturas en el cajón han sido informadas desfavorablemente por no haberse aprobado el expediente de contratación porque no han solicitado los presupuestos pertinentes, como el tripartito aprobó, antes de la adjudicación. Su falta de previsión les ha llevado pagar facturas irregulares del servicio municipal adaptado; el convenio con el TRAM; el mantenimiento de semáforos; la limpieza de los colegios públicos el servicio de alumbrado. esto es lo que entiende el gobierno municipal de Castellón por transparencia”.

“Esta gestión económica deja mucho que desear, si este equipo de gobierno, en lugar de estar gestionando el Ayuntamiento lo hiciera en una empresa privada, más de uno estaría engrosando las listas del paro por incompetencia mala gestión”, concluye Redondo. 

Deja un comentario