Redondo: “Los comercios de la Avda. del Lledó claman contra la reforma impuesta por Marco porque va a comportar más pérdidas económicas”

El concejal del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón Juan Carlos Redondo lamenta que el gobierno municipal de izquierdas, “que venía a rescatar personas, gobierne de espaldas a los castellonenses”.

“Basta una simple ronda por los comercios de la Avenida del Lledó, si preguntan a los afectados constatarán su rechazo a una remodelación que les perjudica y en absoluto les beneficia, con el agravante de que se hace en un momento especialmente delicado para el tejido comercial, donde las pymes y autónomos lo que necesitan es un balón de oxígeno y no palos en la rueda que les impidan remontar”, explica.

“Nosotros sí escuchamos a los vecinos porque esta remodelación no sólo afecta a las inmediaciones de Lledó, sino a toda la ciudad desde el momento en que se suprime el carril de acceso al centro desde la rotonda de Tombatossals. ¿Acaso el gobierno municipal ha pensado en los comercios?, ¿ha pensado en las pérdidas económicas para los establecimientos mientras duren unas obras que nadie ha pedido? Desde el PP seguiremos al lado de los vecinos, apoyándoles en su reivindicación para que Amparo Marco rectifique. Ni es necesario este proyecto, ni es el momento en plena pandemia. Los vecinos tienen otras prioridades”, añade.

 El concejal del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón Juan Carlos Redondo lamenta que el gobierno municipal de izquierdas, que lidera la alcaldesa Amparo Marco, siga haciendo oídos sordos al clamor popular que rechaza la remodelación de la Avenida del Lledó, “donde se van a destinar 3,3 millones de euros sin que nadie lo haya pedido y cuando no están llegando las ayudas a las pymes y autónomos para paliar la crisis. Bastante mal lo está pasando ya nuestra economía local, con más de 16.000 parados en la ciudad, como para seguir poniéndoles más losas encima”.

En este sentido, el concejal Popular señala: “La alcaldesa Amparo Marco sigue erre que erre. Definitivamente remodelará la Avenida del Lledó en contra de la opinión de los vecinos, sin importarle tampoco los negocios de la zona. Resulta que quienes venían a rescatar personas, acaban por gobernar de espaldas a los castellonenses. Basta una simple ronda por los comercios de la Avenida del Lledó, si preguntan a los establecimientos afectados constatarán su rechazo a una remodelación que les perjudica y en absoluto les beneficia, con el agravante de que se hace en un momento especialmente delicado para el tejido comercial, donde las pymes y autónomos lo que necesitan es un balón de oxígeno y no más palos en la rueda que les impidan remontar”, explica Redondo.

Y añade: “Nosotros, que sí nos hemos recorrido la zona, preguntando a pie de calle, comercio a  comercio y a los residentes y mantenemos un contacto permanente con las asociaciones vecinales, nos transmiten su indignación ante las declaraciones de la alcaldesa que asegura haber recogido en esta actuación el 90% de las aportaciones de los vecinos, ¿a quién pretende engañar? Además, esta remodelación no sólo afecta a las inmediaciones de Lledó, sino a toda la ciudad, porque los vehículos colapsarán otras vías para acceder al centro. Cabe recordar que ya eliminaron el acceso al centro por el Parque Ribalta, a este paso no quedará ni un vial para poder llegar al caso histórico, lo que repercute en más dificultades para atraer clientes al centro, además de la barrera que suponen las cámaras de control del tráfico que multan con 200 euros a los vehículos no autorizados”.

Por lo que respecta al tejido comercial, “¿acaso el gobierno municipal ha pensado en los establecimientos comerciales?, ¿ha pensado en las pérdidas económicas para éstos mientras duren unas obras que nadie ha pedido? ¿Todavía no entiende Amparo Marco que la pandemia les ha sacudido como nunca con la caída en picado del consumo y de las ventas”, se pregunta Juan Carlos Redondo.

Cabe recordar que se trata de una remodelación que el equipo de gobierno ha vendido como la panacea pero, “ni va a mejorar la calidad de vida de los vecinos, ni va reducir el CO2, ni va a facilitar la movilidad, porque las calles adyacentes se van a colapsar con un movimiento de tráfico en zigzag que supone un recorrido más largo, ni se va a facilitar la accesibilidad al centro, ya que va a eliminar definitivamente el carril que va desde la rotonda de Tombatossals hasta la plaza María Agustina”, señala el edil del PP.

“Desde el PP seguiremos al lado de los vecinos, apoyándoles en su reivindicación para que Amparo Marco rectifique. Ni es necesario este proyecto, ni es el momento en plena pandemia. Los vecinos tienen otras prioridades más urgentes”, concluye.

Deja un comentario