Redondo pide a Amparo Marco que baje los impuestos a los castellonenses en lugar de rescatar a los bancos “por su falta de gestión”

El concejal del Grupo Municipal Popular del Ayuntamiento de Castellón, Juan Carlos Redondo, desvela que PSPV, Compromís y Unidas Podemos han recaudado de los vecinos de la capital de la Plana un exceso de 36,1 millones de euros que no han sido capaces de invertir desde el año 2015, que acaba en amortizar deuda bancaria, algo que se hubiese podido evitar si se hubiese ejecutado el presupuesto de la ciudad, que en el año 2019 se limitó al 43% del capítulo de inversiones.

“Convocan la comisión plenaria para tratarla en menos de 24 horas, convocan un pleno extraordinario con un único punto del día que incluye esta modificación presupuestaria… ¿qué está pasando? No entendemos las prisas. Ya nos gustaría que se diesen la misma prisa para aprobar el presupuesto del año 2020 de la ciudad para minimizar los efectos de la crisis del Covid-19. ¿O es que acaso tiene miedo el equipo de gobierno municipal del anuncio de la ministra de confiscar el superávit de los ayuntamientos? Si tienen alguna información que el resto de los castellonenses desconozcamos, nos gustaría saberlo”, ha interpelado.  

El concejal del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Juan Carlos Redondo, ha lamentado que “la falta de gestión” de los partidos del Acord de Fadrell “nos salga muy cara a los castellonenses”. Concretamente 36,1 millones de euros, un dato que confirma una vez más que “es necesario bajar los impuestos a los castellonenses, porque se les sangra a la hora de recaudar, pero luego va a parar a los bancos”. Así lo ha dicho durante su intervención en el pleno extraordinario telemático que ha tenido lugar hoy en el consistorio de la capital de la Plana para activar por parte del PSPV, Compromís y Unidas Podemos el pago anticipado de 3,7 millones de euros a los bancos.

“No es de recibo que, con la que está cayendo ahora mismo en la ciudad por la crisis económica y sanitaria del Covid-19, el Ayuntamiento de Castellón regale 3,7 millones de euros a las entidades financieras que tanto demoniza. Los que critican a los bancos en público son los que luego, en su gestión diaria, se dedican a rescatarlos”, ha subrayado Redondo.

El concejal del Partido Popular ha acusado al equipo de gobierno de Amparo Marco de mala gestión puesto que estos remanentes que se han abonado a los bancos son consecuencia del bajo nivel de ejecución del presupuesto de la ciudad de Castellón.

“En el año 2019 ustedes solo ejecutaron el 43% de las inversiones que tenían previstas, menos de la mitad. Un dinero que sí recaudaron, pero que no fueron capaces de aprovechar, y por eso ahora tienen que destinarlo a pagar deuda de los bancos”.

“Si el tripartito hubiese hecho bien su trabajo, no habría sobrado ese dinero y tampoco se destinaría a los bancos”, ha subrayado.

Según los datos oficiales del área económica del Ayuntamiento de Castellón, la media de ejecución de las inversiones por parte del consistorio entre 2015 y 2019 ha sido del 41,2%, una “falta de trabajo” que se ha traducido en una amortización anticipada de deuda de 36,1 millones de euros, un 58% por encima de lo que era necesario. “Un exceso que ha salido del bolsillo de los castellonenses por la voluntad de Amparo Marco y su equipo”, ha indicado.

“Esos más de 36 millones que han ido a parar a los bancos, sin ninguna necesidad, se podían haber utilizado en rebajar los impuestos a los castellonenses. Pero para eso se necesita que ustedes sean conscientes de sus limitaciones y adapten los presupuestos a la realidad de su capacidad, no a las ínfulas de grandeza con la que elaboran sus cuentas. Y luego pasa lo que pasa, que nos incluyen en el Pirecas obras de participación ciudadana que debían estar hechas en el año 2016, como la del Grupo Lourdes. Y como ustedes no aprenden de sus errores, pues las cosas no van a mejorar en este año 2020. Si analizamos los datos oficiales de ejecución del primer trimestre, del presupuesto prorrogado de Castellón, sí, prorrogado, a pesar de que hoy es ya 4 de junio, vemos que en el primer trimestre solo han ejecutado el 16% de lo que tienen previsto. Es decir, se han limitado a pagar nóminas de los funcionarios y alquileres de las instalaciones municipales. Nada más”, ha criticado.

“Ustedes ya estaban confinados y en cuarentena desde principio de año. ¿o fue antes incluso? ¿fue a partir de que se subieron el sueldo un 50% nada más arrancar la legislatura? Sea por el motivo que sea, su gestión no puede ser más pobre. Por favor, cambien de fase ya, porque los castellonenses no pueden seguir pagando impuestos de primera, para un equipo de gobierno que a la hora de trabajar, ni está ni se le espera”, ha añadido.

El concejal del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Juan Carlos Redondo, también ha preguntado por “las prisas” para aprobar la modificación de crédito que hoy se ha debatido en el pleno. “Convocan la comisión plenaria para tratarla en menos de 24 horas, convocan un pleno extraordinario con un único punto del día que incluye esta modificación presupuestaria… ¿qué está pasando? No entendemos las prisas. Ya nos gustaría que se diesen la misma prisa para aprobar el presupuesto del año 2020 de la ciudad para minimizar los efectos de la crisis del Covid-19. ¿O acaso tiene miedo el equipo de gobierno municipal del anuncio de la ministra de confiscar el superávit de los ayuntamientos? Si tienen alguna información que el resto de los castellonenses desconozcamos, nos gustaría saberlo”, ha interpelado.

Por todo ello, el edil del Partido Popular insiste en “si de verdad quiere el equipo de gobierno de Castellón ayudar a los castellonenses, bájenles los impuestos. Es el mayor favor que la socialista Amparo Marco puede hacerles ahora mismo, que necesitan toda la ayuda del mundo. Dejen de recaudar por recaudar, porque su gestión, lejos de contribuir a mejorar el bienestar de los castellonenses, lo que hace es agujerearles el bolsillo con su gestión en esta ciudad”, ha concluido Juan Carlos Redondo.

Deja un comentario