Reforzarán la vigilancia en el entorno de la basílica de San Pascual ante los desperfectos en el mobiliario por vandalismo

La Concejalía de Seguridad Ciudadana reforzará la vigilancia en el entorno de la basílica de San Pascual ante los desperfectos en el mobiliario urbano ocasionados por vandalismo.

Concretamente, se han detectado daños en los bancos y la escalinata exterior del templo, causados principalmente por el uso de monopatines, afectando gravemente a la piedra y los materiales.

“Desde la Policía Local vamos a intensificar la vigilancia para evitar estas prácticas, que además están expresamente prohibidas”, señala la concejala de Seguridad Ciudadana, Silvia Gómez. La edila ha pedido también civismo a la ciudadanía y especialmente a los jóvenes que realizan estas prácticas y utilizan el mobiliario para deslizarse con los monopatines porque “estamos hablando de un entorno que forma parte del patrimonio de toda la ciudad y tenemos que cuidarlo y respetarlo”.

La Policía Local realizará un operativo especial para intensificar la vigilancia durante los próximos días con el objetivo de disuadir a los vándalos.

Deja un comentario