Registros simultáneos de la UCO en Castellón, Valencia y Madrid por el caso Azud

Los registros se están realizando con el propósito de requerir diferente documentación a las compañías y además de esto, tomar declaración a diferentes personas.

 

Agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil están practicando de forma simultánea diferentes registros en sedes de empresas de la capital española, Valencia y Castellón en el marco del caso Azud, conforme han confirmado fuentes de la investigación. De momento no hay detenidos.

Los registros, realizados por orden del Juzgado de Instrucción número trece de València y la Fiscalía Anticorrupción, tienen que ver con una de las piezas secretas de Azud, procedimiento en el que se estudian presuntas ‘mordidas’ a cambio de adjudicaciones de obra pública del Consistorio de la capital valenciana por parte de empresas adjudicatarias que habrían efectuado facturas aparentemente falsas.

Los registros se están realizando con el propósito de requerir diferente documentación a las compañías y, además de esto, para tomar declaración a diferentes personas.

Se trata de un procedimiento secreto relacionado con delitos de prevaricación, cohecho y malversación y que cuenta con el apoyo de la Europol. Entre las compañías a la que se han trasladado los agentes de la UCO se halla Activa.

Entre los investigados en Azud -cerca de sesenta personas- se hallan el exvicealcalde de València con el PP y mano derecha de la fallecida Rita Barberá, Alfonso Grau; el cuñado de la ex primera edil y letrado, José María Corbín, y su familia; el exconcejal socialista y exsubdelegado del Gobierno, Rafael Rubio; y el que fuera jefe de los servicios jurídicos de Divalterra José Luis Vera.

El caso arrancó en dos mil diecisiete mas no fue hasta un par de años después, en el mes de abril de dos mil diecinueve, cuando se practicaron las primeras detenciones: las de los abogados José María Corbín y Diego Elum. En una segunda fase, en el mes de mayo del pasado año, la juez ordenó la detención de Grau, Rubio y Vera, todos ya en libertad.

La documentación incautada a José María Cataluña (PSPV) lleva a los estudiosos a rastrear nuevos datos sobre la trama de Acuamed. Agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil buscan documentación sobre el supuesto pago de comisiones en la etapa del expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero en los registros que está practicando de forma simultánea en la capital de España y la Comunitat en el marco del caso Azud.

Esta operación de la UCO, llamada ‘Zagreo‘, se habría producido con unos papeles hallados en el domicilio del exsecretario de finanzas del PSPV José María Cataluña –investigado en Azud— relacionados con presuntas comisiones en adjudicaciones de un tramo del trasvase del Júcar-Vinalopó, licitado por Aguas del Júcar, dependiente del ministerio que dirigía Cristina Narbona.

De este modo, la documentación ha dirigido a los estudiosos cara la busca de nuevos datos de otra presunta trama de corrupción, la llamada Acuamed, que estudia la adjudicación fraudulenta por la parte de esta empresa estatal de obras a diferentes empresas.

Los registros se habrían centrado, entre otras muchas mercantiles, en Activa y en Construcciones Gimeno, en Castellón, con relación a las obras públicas adjudicadas. El propósito de esta operación se centraría, en la busca de intercesores entre las administraciones públicas y los empresarios a los que se les adjudicaban diferentes contratos o servicios.